Hunger Help 
Ayuda contra el hambre 

  • English
  • Español

Hunger Help 

City officials discuss COVID-19 emergency food assistance 

“We need to do a tremendous volume,” said food czar Kathryn García.

700,000 and counting.

That is the number of meals that the city is aiming to produce and deliver to residents in need.

Sanitation Commissioner Kathryn García, who is serving as the city’s COVID-19 food czar, said the increased number of unemployed New Yorkers, coupled with the 1.2 million residents who faced insecurity even before the pandemic, has made it a daunting task for the city to combat food insecurity.

“We are very likely to provide about 700,000 meals today from nine different hubs,” she said. “We need to do a tremendous volume to ensure we’re even getting close to meeting people’s needs.”

New York City has stepped up efforts to provide immigrant communities with emergency food assistance during the COVID-19 pandemic, city officials said during a video conference on May 11 for members of the community and ethnic media.

Among the resources available are “grab and go” meals at public schools, the ability to enroll in Supplemental Nutrition Assistance Program (SNAP) benefits and cash assistance from home, and emergency food deliveries.

“We don’t want anyone to go hungry,” said Bitta Mostofi, Commissioner for the Mayor’s Office of Immigrant Affairs (MOIA).

“Our services are availbale to New Yorkers regardless of status,” Mostofi said. “Your receipt of these services will not impact your immigration status or ability to obtain a green card.”

Mostofi urged immigrant New Yorkers to contact the city’s Action NYC hotline [800.354.0365] for free legal help on immigration issues.

García noted that several different city agencies have partnered to provide emergency food services that distribute hundreds of thousands of meals daily between the school sites and deliveries to homebound individuals.

The city is increasing its capacity to provide emergency food services.

“We don’t want the crisis of COVID- to manifest itself in a crisis of hunger,” remarked García. New Yorkers can call 311 or visit nyc.gov/getfoodnyc to learn about the food resources available in their area.

Take-away meals are currently available at over 500 public school sites between 7:30 a.m. and 1:30 p.m. Kosher and halal meals are available at certain sites, García said.

The city is also providing a service to deliver meals to the doorstep those who cannot get outside to access food themselves.

Meals can be provided to New Yorkers who are homebound or at increased medical risk, unable to afford meal or grocery delivery, or do not have neighbors or family members able to acquire food for them.

Households that qualify may order three days of food at a time for up to a month.

Gary Jenkins, First Deputy Commissioner of the city’s Human Resources Administration (HRA), said the city has left one SNAP center open in each borough during the pandemic, but encouraged New Yorkers to apply for benefits online at the Access HRA website or mobile app to avoid unnecessary exposure during travel to and from the site.

“We recommend that you do everything online. There is no need to go to an HRA office,” Jenkins said.

Once an individual completes an application, an HRA staff member will call them to complete an eligibility interview.

“We are also working with the state to waive the interview if certain eligibility requirements are met,” Jenkins said.

Those in need of emergency food assistance can sometimes get access to food benefits within five days, he said.

Jenkins stressed that New Yorkers can access food pantry services regardless of immigration status.

“When you can go to any food pantry or soup kitchen, they don’t ask for any info or documentation,” he said. “Call 311, they will give you the nearest location.”

While non-citizens are generally not eligible for SNAP benefits, there are exceptions for those with American-born children, certain asylum seekers and domestic violenece victims, officials said.

“The best advice we can give to non-citizens is that they call the city’s Action NYC hotline to determine if they are eligible for SNAP,” Mostofi said. “We can determine based on their situation if they can receive those benefits.”

For more information on emergency food assistance, go to nyc.gov/getfoodnyc.

To view a COVID-19 resource guide for immigrants, please visit nyc.gov/immigrants/coronavirus.

Ayuda contra el hambre 

Funcionarios de la ciudad discuten asistencia alimentaria de emergencia por COVID-19

“No queremos que nadie pase hambre”, dijo la comisionada de MOIA Bitta Mostofi.

700,000 y contando.

Ese es el número de comidas que la ciudad tiene como objetivo producir y entregar a los residentes que las necesitan.

La comisionada de Limpieza y Recolección de Basura Kathryn García, quien se desempeña como la zarina de alimentos COVID-19 de la ciudad, dijo que el aumento en el número de desempleados neoyorquinos, junto con los 1.2 millones de residentes que enfrentaban inseguridad incluso antes de la pandemia, ha convertido en una tarea desalentadora para la ciudad el combatir la inseguridad alimentaria.

“Es muy probable que proporcionemos alrededor de 700,000 comidas hoy en nueve centros diferentes”, dijo. “Necesitamos hacer un volumen tremendo para asegurarnos de satisfacer las necesidades de las personas”.

La ciudad de Nueva York ha intensificado sus esfuerzos para proporcionar a las comunidades inmigrantes asistencia alimentaria de emergencia durante la pandemia de COVID-19, dijeron funcionarios de la ciudad durante una videoconferencia el 11 de mayo para miembros de la comunidad y los medios de comunicación étnicos.

Entre los recursos disponibles están las comidas para llevar en las escuelas públicas, la posibilidad de inscribirse desde el hogar para recibir los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés) y asistencia en efectivo, y entregas de alimentos de emergencia.

“No queremos que nadie pase hambre”, dijo Bitta Mostofi, comisionada de la Oficina de Asuntos de Inmigración del alcalde (MOIA, por sus siglas en inglés).

“Nuestros servicios están disponibles para los neoyorquinos, independientemente de su estatus”, dijo Mostofi. “La recepción de estos servicios no afectará su estatus de inmigración ni su posibilidad de obtener una green card“.

La ciudad está desalentando las visitas en persona.

Mostofi instó a los inmigrantes neoyorquinos a comunicarse con la línea directa Action NYC de la ciudad [800.354.0365] para obtener ayuda legal gratuita sobre asuntos de inmigración.

García señaló que varias agencias municipales diferentes se han asociado para proporcionar servicios de alimentos de emergencia que distribuyen cientos de miles de comidas diariamente entre las escuelas y también entregas a personas confinadas en sus hogares.

“No queremos que la crisis de COVID se manifieste como una crisis de hambre”, comentó García. Los neoyorquinos pueden llamar al 311 o visitar nyc.gov/getfoodnyc para aprender sobre los recursos alimenticios disponibles en su área.

Comidas para llevar están disponibles actualmente en más de 500 escuelas públicas entre las 7:30 a.m. y la 1:30 p.m., alimentos kosher y halal están disponibles en ciertos sitios, dijo García.

La ciudad también está brindando un servicio para entregar comidas en la puerta a quienes no pueden salir para obtener comida ellos mismos.

Se pueden proporcionar comidas a los neoyorquinos que están confinados en su hogar o con un mayor riesgo médico, quienes no pueden pagar la entrega de alimentos o comestibles, o que no tienen vecinos o familiares que adquirir alimentos para ellos.

Los hogares que califican pueden pedir tres días de comida a la vez por hasta un mes.

Gary Jenkins, primer comisionado adjunto de la Administración de Recursos Humanos (HRA, por sus siglas en inglés) de la ciudad, dijo que la ciudad dejó un centro SNAP abierto en cada condado durante la pandemia, pero alentó a los neoyorquinos a solicitar beneficios en línea en el sitio web de Access HRA o en la aplicación móvil para evitar cualquier exposición innecesaria al trasladarse hacia y hasta el lugar.

“Necesitamos hacer un volumen tremendo”, dijo la zar de la comida Kathryn García.

“Recomendamos que hagan todo en línea. No hay necesidad de ir a una oficina de la HRA”, dijo Jenkins.

Una vez que un individuo completa una solicitud, un miembro del personal de HRA le llamará para completar una entrevista de elegibilidad.

“También estamos trabajando con el estado para renunciar a la entrevista si se cumplen ciertos requisitos de elegibilidad”, dijo Jenkins.

Quienes necesitan asistencia alimentaria de emergencia a veces pueden obtener acceso a los beneficios alimentarios dentro de los primeros cinco días, dijo.

Jenkins enfatizó que los neoyorquinos pueden tener acceso a los servicios de despensa de alimentos independientemente del estatus de inmigración.

“Puede asistir a cualquier despensa de alimentos o cocina comunitaria, no piden ninguna información ni documentación”, dijo. “Llame al 311, le darán la ubicación más cercana”.

Si bien los no ciudadanos generalmente no son elegibles para los beneficios de SNAP, hay excepciones para aquellos con niños nacidos en Estados Unidos, ciertos solicitantes de asilo y víctimas de violencia doméstica, dijeron las autoridades.

“El mejor consejo que podemos dar a los no ciudadanos es que llamen a la línea directa Action NYC de la ciudad para determinar si son elegibles para SNAP”, dijo Mostofi. “Podemos determinar, en función de su situación, si pueden recibir esos beneficios”.

Para obtener más información sobre asistencia alimentaria de emergencia, vaya a  nyc.gov/getfoodnyc.

Para ver una guía de recursos COVID-19 para inmigrantes, por favor visite  nyc.gov/immigrants/coronavirus.