economyEmploymentJobs

We need our city workers more than ever
Necesitamos más que nunca a nuestros trabajadores de la ciudad

We need our city workers more than ever

By Thomas P. DiNapoli

New Yorkers in the five boroughs rely on city workers.

Some of these dedicated public servants educate children, clean and maintain roadways, protect lives and property, inspect buildings or connect and counsel those looking for work, to start a business or to get back on their feet. These services are essential, and provided by over 300,000 employees, serving the largest municipal workforce in the nation.

State Comptroller Thomas DiNapoli.

In November, a report from my office found a steady and significant decline in the city’s staffing. A week later the mayor announced a plan to eliminate about 4,700 vacant positions. This has raised concerns about the city’s ability to continue to deliver high-quality services to New Yorkers at a time when they are critical to the city’s economic recovery.

While city leaders are tasked with navigating these uncertain economic times and finding efficiencies, they must also ensure sufficient staffing levels at city departments to provide capable, reliable and responsive services that New Yorkers need.

Over the last two years, my report found the city’s full-time workforce declined by 19,113 employees, or more than 6%, the largest staffing decline since the Great Recession of 2008. What is important to note is that staff decline was not 6% across all city agencies and departments.

In fact, the Department of Correction had the greatest loss of employees with a 23.6% decline, followed by the Department of Investigation (- 22.2%) and the Taxi & Limousine Commission (- 20.5%). Other agencies also experienced a double-digit decline in staff, including the City Law Department (-18.3%), Department of Finance (-16.8%), Citywide Administrative Services (-15.6%), City Planning (-15.3%), Youth and Community Development (-14.8%) and Department of Probation (-13.8%). These departments provide some of the most critical and essential services to New Yorkers; therefore, addressing attrition and hiring must be a priority.

The Department of Correction had the greatest loss of employees with a 23.6% decline.

My report also found vacancies rose alarmingly and unevenly across vital areas of the city’s workforce. The vacancy average of 7% was up from 1.7%, prior to the pandemic, and vacancy rates of more than 20% existed at divisions within the Departments of Social Services, Education, Parks and Recreation, Homeless Services, and Mental Health and Hygiene. This means services for child support, early childhood education, park facility maintenance, and help for the homeless and individuals facing mental health challenges could be disrupted unless more efficient means of providing them are found.

In response to staffing decline, the city has shown significant efforts to hire to prevent impacts to critical services. In fiscal year 2022, the city hired at least 40,000 workers, more than in any year prior. My report noted that all social service agencies are trying to hire and that the Administration for Children’s Services and the Department of Homeless Services ranked among the highest in total job listings. In October, more than half of the city’s major agencies had external job postings for at least 20% of their openings. However, the city has more work to do on this front, as my office found some city agencies cannot hire fast enough to keep up with attrition.

There are over 300,000 city employees, composing the largest municipal workforce in the nation.

Nearly 49,000 full-time city workers left their jobs in FY 2022, a turnover rate of more than 16% of the total workforce in a single year. Reductions in full-time staffing of more than 13% were found among the city’s fire inspection and prevention occupations, financial officers, architects, accountants and auditors, general office clerks, mechanics and repairers, school administration support staff, social workers, investigators and adjustors, managers, and sheriffs.

Now, the city has the difficult task of filling increased vacancies, while ramping up hiring and finding efficiencies. If this historically high attrition is not brought under control, then understaffing will lead to longer wait times and less responsive service.

Any deterioration in city services now would not only stifle the city’s economic recovery, but in each case where a service is not available, lives may be affected. The city should be more transparent in their reporting of how they monitor and assess service performance and quality across their agencies. This is the only way to truly determine the impacts of staffing levels.

In fiscal year 2022, the city hired at least 40,000 workers, more than in any year prior.

The city’s ability to recruit and retain the city’s workforce is fundamental to providing quality services to New Yorkers.

It is the balance of these two needs that we have highlighted as a critical issue facing the city’s administration. A possible recession could further threaten the city’s workforce. If staffing levels are not addressed now, they could create a more troubling picture for the city in the future.

Thomas DiNapoli has been State Comptroller since 2007, when he was elected by the State Legislature, and has since been elected Comptroller by New York voters in 2010, 2014, 2018 and 2022. For more, please visit www.osc.state.ny.us.


Unclaimed Funds

Every day New York State returns $1.5 million to those who file claims here. Is any yours?

The Comptroller’s Office has an online database where New Yorkers can check to see if they are owed money. The billions of dollars in unclaimed funds come from utility deposits, old bank accounts, uncashed checks, insurance claims, stocks and other sources that have been dormant for years. The Comptroller’s Office is able to go back several decades to retrieve lost money from various accounts.

Residents can search for and claim their money by using the online claiming system at bit.ly/3GfaN3G or by calling 800-221-9311.


Necesitamos más que nunca a nuestros trabajadores de la ciudad

Por Thomas P. DiNapoli

Los neoyorquinos de los cinco condados dependen de los trabajadores de la ciudad.

Algunos de estos entregados servidores públicos educan a los niños, limpian y mantienen las vías públicas, protegen vidas y bienes, inspeccionan edificios o ponen en contacto y asesoran a quienes buscan trabajo, inician un negocio o se están recuperando. Estos servicios son esenciales y los prestan más de 300,000 empleados, la más numerosa plantilla municipal del país.

El contralor estatal, Thomas DiNapoli.

En noviembre, un informe de mi oficina constató un descenso constante y significativo de la plantilla municipal. Una semana después, el alcalde anunció un plan para eliminar unos 4,700 puestos sin cubrir. Esto ha suscitado preocupación sobre la capacidad de la ciudad para seguir prestando servicios de alta calidad a los neoyorquinos en un momento en que son fundamentales para la recuperación económica de la ciudad.

Si bien los líderes de la ciudad tienen la tarea de navegar en estos tiempos de incertidumbre económica y encontrar eficiencias, también deben garantizar niveles suficientes de personal en los departamentos de la ciudad para proporcionar servicios capaces, confiables y receptivos que los neoyorquinos necesitan.

En los últimos dos años, mi informe encontró que la fuerza de trabajo a tiempo completo de la ciudad se redujo en 19,113 empleados, o más del 6%, la mayor disminución de personal desde la Gran Recesión de 2008. Lo que es importante señalar es que la disminución de personal no fue del 6% en todas las agencias y departamentos de la ciudad.

De hecho, el Departamento de Correccionales tuvo la mayor pérdida de empleados con una disminución del 23.6%, seguido por el Departamento de Investigación (-22.2%) y la Comisión de Taxis y Limusinas (-20.5%). Otros organismos también experimentaron un descenso de personal de dos dígitos, como el Departamento Legal de la ciudad (-18.3%), el Departamento de Finanzas (-16.8%), Servicios Administrativos de la ciudad (-15.6%), Planificación de la ciudad (-15.3%), también Juventud y Desarrollo Comunitario (-14.8%), así como el Departamento de Libertad Condicional (-13.8%). Estos departamentos prestan algunos de los servicios más críticos y esenciales a los neoyorquinos; por lo tanto, afrontar el despido y la contratación debe ser una prioridad.

El Departamento de Correccionales sufrió la mayor pérdida de empleados, con un descenso del 23.6%.

Mi informe también reveló que las plazas disponibles aumentaron de forma alarmante y desigual en áreas vitales de mano de obra de la ciudad. El promedio de puestos disponibles era del 7%, frente al 1.7% previo a la pandemia. Esto significa que los servicios de apoyo a la infancia, educación preescolar, mantenimiento de parques y ayuda a las personas sin hogar y con problemas de salud mental podrían verse interrumpidos a menos que se encuentren medios más eficaces para prestarlos.

En respuesta a la reducción de personal, la ciudad ha realizado importantes esfuerzos para contratar trabajadores con el fin de evitar que los servicios críticos se vean afectados. En el año fiscal 2022, la ciudad contrató al menos a 40,000 trabajadores, más que en cualquier año anterior. Mi informe señaló que todas las agencias de servicios sociales están tratando de contratar y que la Administración de Servicios Infantiles y el Departamento de Servicios para Personas sin Hogar se encuentran entre los más altos en el total de ofertas de empleo. En octubre, más de la mitad de las principales agencias de la ciudad tenían ofertas de empleo externas para al menos el 20% de sus vacantes. Sin embargo, la ciudad tiene más trabajo que hacer en este frente, ya que mi oficina descubrió que algunos organismos municipales no pueden contratar con la suficiente rapidez para mantener el ritmo de la reducción de personal.

Hay más de 300,000 empleados municipales, que componen la plantilla municipal más numerosa del país.

Casi 49,000 trabajadores municipales a tiempo completo dejaron sus puestos de trabajo en el año fiscal 2022, una tasa de rotación de más del 16% de la plantilla total en un solo año. Las reducciones de personal a tiempo completo de más del 13% se encontraron entre las ocupaciones de inspección y prevención de incendios de la ciudad, directores financieros, arquitectos, contables y auditores, administrativos generales, mecánicos y reparadores, personal de apoyo a la administración escolar, trabajadores sociales, investigadores y ajustadores, gerentes y alguaciles.

Ahora, la ciudad se enfrenta a la difícil tarea de cubrir el creciente número de puestos disponibles, y, al mismo tiempo, aumentar la contratación y la eficiencia. Si no se controla esta tasa de bajas históricamente elevada, la escasez de personal se traducirá en tiempos de espera más largos y un servicio con menos capacidad de respuesta.

En el ejercicio fiscal 2022, la ciudad contrató al menos a 40,000 trabajadores, más que en cualquier año anterior.

Cualquier deterioro de los servicios municipales no sólo ahogaría la recuperación económica de la ciudad, sino que, en cada caso en que un servicio no esté disponible, puede afectar a vidas humanas. La ciudad debería ser más transparente a la hora de informar sobre cómo supervisa y evalúa el funcionamiento y la calidad de los servicios en todos sus organismos. Esta es la única forma de evaluar realmente el impacto de la contratación de personal.

La capacidad de la ciudad para contratar y retener al personal es fundamental para prestar servicios de calidad a los neoyorquinos.

Es el equilibrio de estas dos necesidades lo que hemos destacado como una cuestión crítica a la que se enfrenta la administración de la ciudad. Una posible recesión podría amenazar aún más la plantilla de la ciudad. Si los niveles de personal no se resuelven ahora, podrían crear un panorama más preocupante para la ciudad en el futuro.

Thomas DiNapoli es contralor del estado desde 2007, cuando fue elegido por la legislatura estatal, y desde entonces ha sido elegido contralor por los votantes de Nueva York en 2010, 2014, 2018 y 2022. Para más información, por favor visite www.osc.state.ny.us.


Fondos no reclamados

Cada día el estado de Nueva York devuelve $1.5 millones de dólares a quienes presentan reclamaciones aquí. ¿Alguna es suya?

La Contraloría tiene una base de datos en línea donde los neoyorquinos pueden consultar si se les debe dinero. Los miles de millones de dólares en fondos no reclamados proceden de depósitos de servicios públicos, cuentas bancarias antiguas, cheques no cobrados, reclamaciones de seguros, acciones y otras fuentes que han estado inactivas durante años. La oficina del contralor puede remontarse varias décadas atrás para recuperar el dinero perdido de diversas cuentas.

Los residentes pueden buscar y reclamar su dinero utilizando el sistema de reclamaciones en línea en bit.ly/3GfaN3G o llamando al 800-221-9311.


Related Articles

Back to top button

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker