Rehab Retro
Rehabilitación retro

  • English
  • Español

Rehab Retro

UCHC debuts anti-gravity treadmill

By Gregg McQueen

“It’s helping me heal faster,” said patient John García.

Zero gravity is grounding on Third Avenue.

Using technology developed by the National Aeronautics and Space Administration (NASA), physical therapy patients at the Union Community Health Center (UCHC) site are now healing faster – thanks to a new treadmill that employs space-age machinery.

The device uses NASA-based technology that allows astronauts to exercise in space.

With the AlterG Anti-Gravity Treadmill, patients can run and walk without bearing their entire weight, reducing the impact on the body. Its technology uses air pressure to apply a lifting force to the body that reduces weight on the lower extremities, explained Josephine Dolera, UCHC’s Director of Rehabilitation Services.

“It can remove the pressure up to 80 percent of their body weight,” Dolera said. “Once the patient starts getting into that routine and pain-free walking, we can gradually increase the body weight to its normal level.”

Patients are able to recover from injury and surgery faster, as they can begin doing partial weight-bearing exercises almost immediately, said Dolera.

“Recovery is much faster. That’s why we’re really advertising this to the doctors, because we want patients to be referred right away,” she said. “Not many places have this in New York City.”

The machine is only the third of its type in the Bronx, and the tenth overall in the city, while UCHC becomes the first community health center in the borough to have one, according to UCHC officials.

The AlterG Anti-Gravity Treadmill calibrates itself to an individual patient’s weight.

Patient John García has been using the machine for four weeks after suffering a gunshot wound in his leg.

“You don’t feel any pain in the machine,” he said. “At my house, I’m walking without crutches already. It’s helping me heal faster.”

“A lot of times, patients who are post-surgery or recovering from sprains and fractures, they are apprehensive about putting weight on the legs because they’re afraid of feeling pain,” Dolera said.
“This allows them to rehab without pain and it is much smoother for them.”

The AlterG Anti-Gravity Treadmill calibrates itself to an individual patient’s weight. Their legs are sealed off inside a chamber where the air pressure can be adjusted to reduce weight-bearing. A harness holds the patient in place so they cannot fall.

Because the sensation of weightless walking can feel unusual to patients, the video screen allow patients to see when they should strike their heels.

“It felt a little weird at first, but then you get used to it,” García said. “I’ll definitely be walking around normally soon because of it.”

The machine shows patients and therapists how much weight is being put on each leg, so users can train themselves to walk correctly again.

“A lot of times people with an injury will end up walking with a slight limp because they were conditioned not to put any weight on their injured leg,” said UCHC therapist Anash Balamadu. “This will help ensure that they walk correctly.”

State Assemblymember Victor Pichardo helped secure a $50,000 award from the Dormitory Authority of the State of New York (DASNY) for UCHC to purchase the machine.

“I’m proud to see that not only is this helping our neighbors, but that UCHC in the Bronx has access to this kind of technology,” remarked Pichardo, who said patients often have to travel outside of the Bronx for specialized care. “We’re trying to bring more of these innovative medical technologies into the borough so people don’t have to travel as much and it’s less of a burden to them.”

“This very special piece of equipment is not widely available in the Bronx and we knew the impact it would have on residents who were in need, if we were able to offer it here,” said Dr. Douglas York, Chief Executive Officer of UCHC.

The treadmill can be used for a broad population of patients of all ages, Balamadu said, but is also popular with athletes.

She recalled treating an athlete patient who was unable to run after suffering a severe leg injury, until he was able to try UCHC’s machine.

“After using this machine, he was able to run for the first time in two years,” she said. “He just started crying, he was so happy.”

For more about Union Community Health Center, visit uchcbronx.org.

Rehabilitación retro

UCHC presenta su cinta antigravedad

Por Gregg McQueen

“La recuperación es mucho más rápida”, dijo Josephine Dolera, directora de servicios de rehabilitación de UCHC.

La gravedad cero tocó tierra en la Tercera avenida.

Gracias a la tecnología desarrollada por la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), los pacientes de fisioterapia en el sitio del Centro Comunitario de Salud Union (UCHC, por sus siglas en inglés) ahora se están recuperando más rápido, gracias a una nueva cinta para correr que emplea maquinaria de la era espacial.

El dispositivo utiliza tecnología de la NASA que permite a los astronautas ejercitarse en el espacio.

Con la cinta antigravedad para correr AlterG, los pacientes pueden correr y caminar sin soportar todo su peso, reduciendo el impacto en el cuerpo. Su tecnología utiliza presión de aire para aplicar una fuerza de elevación al cuerpo que reduce el peso en las extremidades inferiores, explicó Josephine Dolera, directora de servicios de rehabilitación de UCHC.

“Puede eliminar la presión de hasta el 80 por ciento de su peso corporal”, dijo Dolera. “Una vez que el paciente comienza a caminar de manera rutinaria y sin dolor, podemos aumentar gradualmente el peso corporal a su nivel normal”.

Los pacientes pueden recuperarse de una lesión y cirugía más rápido, ya que pueden comenzar a hacer ejercicios de carga de peso parcial casi de inmediato, dijo Dolera.

“La recuperación es mucho más rápida. Es por eso que realmente estamos anunciando esto a los médicos, porque queremos que los pacientes sean referidos de inmediato”, dijo. “No muchos lugares tienen esto en la ciudad de Nueva York”.

La máquina es apenas la tercera de su tipo en el Bronx, y la décima en la ciudad, mientras que UCHC se convierte en el primer centro de salud comunitario en el condado en tener una, según los funcionarios de UCHC.

El asambleísta Víctor Pichardo ayudó en la asignación de fondos necesarios.

El paciente John García ha estado usando la máquina durante cuatro semanas después de sufrir una herida de bala en la pierna.

“No sientes ningún dolor en la máquina”, dijo. “En mi casa, ya estoy caminando sin muletas. Me está ayudando a sanar más rápido”.

“Muchas veces, los pacientes que se sometieron a cirugía o se recuperan de esguinces y fracturas, están preocupados por poner peso en las piernas porque tienen miedo de sentir dolor”, dijo Dolera. “Esto les permite rehabilitarse sin dolor y es mucho más suave para ellos”.

La cinta de correr antigravedad AlterG se calibra a sí misma para el peso de un paciente individual. Sus patas están selladas dentro de una cámara donde la presión del aire se puede ajustar para reducir la carga de peso. Un arnés mantiene al paciente en su lugar para que no se caiga.

Debido a que la sensación de caminar sin peso puede ser inusual para los pacientes, la pantalla de video les permite ver cuándo deben golpear los talones.

“Al principio sientes un poco raro, pero luego te acostumbras”, dijo García. “Definitivamente voy a caminar de forma normal pronto gracias a esto”.

La máquina muestra si los pacientes y terapeutas ponen mucho peso en cada pierna, por lo que los usuarios puedan entrenarse para caminar correctamente nuevamente.

“Muchas veces las personas con una lesión terminan caminando con una leve cojera porque estaban condicionadas a no poner peso sobre la pierna lesionada”, dijo el terapeuta de UCHC Anash Balamadu. “Esto ayudará a garantizar que caminen correctamente”.

El equipo de fisioterapia.

El asambleísta estatal Víctor Pichardo ayudó a obtener una subvención de $50,000 dólares de la Autoridad de Residencia del Estado de Nueva York (DASNY, por sus siglas en inglés) para que UCHC comprara la máquina.

“Estoy orgulloso de ver que esto no solo ayuda a nuestros vecinos, sino que UCHC en el Bronx tiene acceso a este tipo de tecnología”, comentó Pichardo, explicando que los pacientes a menudo tienen que viajar fuera del Bronx para recibir atención especializada. “Estamos tratando de traer más de estas tecnologías médicas innovadoras al condado para que las personas no tengan que viajar tanto y sea menos una carga para ellos”.

“Este equipo muy especial no está ampliamente disponible en el Bronx y sabíamos el impacto que tendría en los residentes que lo necesitaran si podíamos ofrecerla aquí”, dijo el Dr. Douglas York, director ejecutivo de UCHC .

La cinta para correr se puede usar para una amplia población de pacientes de todas las edades, dijo Balamadu, pero también es popular entre los atletas.

Recordó haber tratado a un paciente atleta que no pudo correr después de sufrir una lesión grave en la pierna, hasta que probó la máquina de UCHC.

“Después de usar esta máquina, pudo correr por primera vez en dos años”, dijo. “Empezó a llorar, estaba muy feliz”.

Para más información sobre el Centro Comunitario de Salud Union, visite uchcbronx.org.