Prostate Cancer: What Every Man Should Know

Cáncer de Próstata: Lo que Cada Hombre Debe Saber

Cáncer de Próstata: Lo que Cada Hombre Debe Saber

  • English
  • Español

Prostate Cancer: What Every Man Should Know

Risk Awareness, Early Detection and Treatment are Key to Survival

By Dr. David Schwalb, M.D.

Dr. David Schwalb

Dr. David Schwalb

June is Men’s Health Month, and it is important that we make time to discuss prostate cancer, the second leading cause of cancer among men in the Unites States, second only to skin cancer.

I must reiterate that prostate cancer is not a “death sentence”, if detected and treated early. Nearly 100% of the cases are curable when diagnosed and treated during the local and regional stages of the disease, before the advanced or metastatic stage.

Every year, approximately 233,000 new cases of prostate cancer are diagnosed around the nation, according to the American Cancer Society (ACS) and the Prostate Cancer Foundation (PCF). About 1 man out 7 will be diagnosed during his lifetime.

Risk factors include family history of prostate cancer, aging (the disease mainly affects men over age 40, with most cases striking after age 65), certain concurrent medical conditions such as Hepatitis C, and ethnicity. African American men are 56% more likely to be diagnosed in comparison to Caucasian and Hispanic men, statistics show.

The challenge in diagnosing and treating prostate cancer is that the disease normally doesn’t show symptoms until its distant stages. This is why it is recommended that every man talk to his doctor about undergoing screenings starting at age 50 or earlier if there is a family risk. Screenings are in the form of a rectal exam to detect any enlargement or abnormality in the prostate, or a blood test to measure the prostate-specific antigen (PSA).

Some advanced stage symptoms include slowing and hesitancy of urination, sensation that the bladder has not emptied, and back pain, among others. These symptoms must be checked immediately, although they are not necessarily indicative of prostate cancer, as they are the same symptoms of hyperplasia (prostate enlargement), a common condition that may affect men over 50 and occurs when the prostate enlarges due to aging, and it presses against the urethra. Hyperplasia is benign and can be treated with medication or surgery.

Prostate cancer treatments include seeds, external beam radiation, and laparoscopic or open surgery. All forms of surgery have equally expert outcomes and the technique often varies by surgeon preference. Side effects are identical regardless of the technique. Active surveillance strategies can also be employed in many cases (no treatment) with careful follow up.

While there has been significant progress in prostate cancer awareness, still nearly 30,000 men die from the disease each year across the country. With early detection and treatment most of these deaths could be avoided and men can enjoy long and healthy lives and relationships. Modern medicine and technology now make it possible for men to manage common prostate cancer surgery side effects, including incontinence and erectile dysfunction, to levels that patients have reported are better than pre-prostate cancer treatment.

For more information about prostate cancer screenings and treatment visit cancer.org or pcf.org, or call Lincoln Medical Center at 718.579.4900.

Dr. David Scwalb, M.D., is Chief of Urology at Lincoln Medical Center.

Cáncer de Próstata: Lo que Cada Hombre Debe Saber

Conocimiento de riesgos, detección temprana y tratamiento son claves para la supervivencia

Por Dr. David Schwalb, M.D.

Dr. David Schwalb

Dr. David Schwalb

Junio es “Mes de la Salud del Hombre” y es importante que discutamos el cáncer de próstata, la segunda causa principal de cáncer entre los hombres en Estados Unidos, después del cáncer de la piel.

Debo reiterar que el cáncer de próstata no es “una sentencia de muerte”, si se detecta y trata a tiempo. Casi el 100% de los casos es curable cuando se diagnostica y trata durante las etapas locales y regionales de la enfermedad, antes de la etapa avanzada o metastática.

Cada año se diagnostican aproximádamente 233,000 nuevos casos de cáncer de próstata en la nación, según la Sociedad Americana Contra el Cáncer (ACS en inglés) y la Fundación de Cáncer de Próstata (PCF en inglés). Aproximádamente 1 hombre de cada 7 será diagnosticado durante su vida.

Los factores de riesgo incluyen historial familiar de cáncer de próstata, envejecimiento (la enfermedad principalmente afecta a hombres mayores de 40 años, con la mayoría de los casos reportados en hombres mayores de 65), ciertas condiciones médicas concurrentes como Hepatitis C, y grupo étnico. Los hombres afroamericanos tienen 56% más probabilidad en ser diagnosticados, en comparación con los hombres caucásicos e hispanos, según las estadísticas.

El reto en diagnosticar y tratar el cáncer de próstata es que la enfermedad normalmente no presenta síntomas hasta sus etapas avanzadas. Por esto se recomienda que cada hombre consulte a su médico sobre realizarse una prueba de cáncer de próstata a partir de los 50 años de edad o antes si existe historial familiar. Las pruebas consisten de un examen rectal para descubrir cualquier crecimiento o anormalidad en la próstata, o un análisis sanguíneo para medir el antígeno específico de la próstata (PSA en inglés).

Algunos síntomas de etapa avanzada incluyen flujo orinario lento o debilitado, sensación de que la vejiga no ha vaciado y dolor en la espalda, entre otros. Estos síntomas deben ser examinados inmediatamente, aunque no necesariamente indican cáncer de próstata, ya que son los mismos síntomas de hiperplasia (crecimiento de la próstata), una condición común que puede afectar a los hombres mayores de 50 años y ocurre cuando la próstata se agranda por el envejecimiento y ejerce presión sobre la uretra. La hiperplasia es benigna y se puede tratar con medicamentos o cirugía.

Los tratamientos de cáncer de próstata incluyen semillas, radiación de haz externo, y cirugía abierta o laparoscópica. Todas las formas de cirugía tienen resultados igualmente expertos y la técnica a menudo varía según la preferencia del cirujano. Los efectos secundarios son los mismos, no importa la técnica usada. En algunos casos se pueden utilizar estrategias de observación activa (no tratamiento) con seguimiento cuidadoso.

Pese a que ahora hay más conciencia sobre el cáncer de próstata, aún casi 30,000 hombres mueren cada año en todo el país a causa de la enfermedad. Con detección temprana y tratamiento, la mayoría de estas muertes podrían evitarse y los hombres pueden disfrutar de relaciones personales y vidas largas y saludables. La medicina moderna y la tecnología ahora hacen posible para los hombres manejar los efectos secundarios comunes de la cirugía de cáncer de próstata, incluyendo la incontinencia y disfunción eréctil, a niveles que los pacientes han reportado son mejores que previo a su tratamiento de cáncer.

Para más información sobre pruebas y tratamientos de cáncer de próstata, visite cancer.org o pcf.org, o llame al Hospital Lincoln, 718.579.4900.

Dr. David Scwalb, M.D. es jefe de urología en el Hospital Lincoln.