Nurses, hospital administrators reach tentative agreement
Enfermeras y administradores de hospitales llegan a acuerdo tentativo

  • English
  • Español

Nurses, hospital administrators reach tentative agreement

NYSNA members have been without a new contract since 2018.

The healing may have begun.

The rift between the nurses’ union and hospital administrators had grown wide enough recently to include the imminent threat of a strike that would have seen thousands of nurses leave their stations and head to the picket line.

But late on Tuesday afternoon came news.

Members of the New York State Nurses Association (NYSNA) announced a tentative agreement on a new contract with the Mount Sinai, Montefiore and New York Presbyterian hospital systems that would improve staffing ratios through the hiring of more than 1,400 nurses.

A four-year agreement that would expire on December 31, 2022, the contract would include new hires to fill current vacancies as well as $100 million for new full-time positions, NYSNA officials said.

The union had postponed a strike initially slated for April 2 after progress was made at the bargaining table. On March 18, NYSNA announced that over 10,000 nurses at Montefiore, New York-Presbyterian and Mount Sinai would walk off the job if hospital administrators did not agree to improve staffing ratios, which nurses have been demanding.

In the new contract, “registered nurse staffing will be based on safe staffing ratios that will be included in the collective bargaining agreements and enforced by an independent neutral party,” according to a statement issued by NYSNA.

The contract also includes 3 percent wage increases per each year as well as millions of dollars for retiree health benefits, tuition reimbursement and other monetary benefits, the union said. The agreement also includes new guidelines to stop workplace violence, a process to improve safe patient handling, and language allowing nurses to aid victims of disasters inside or outside the United States.

Marc Kramer, lead negotiator for the NYC Hospital Alliance, said in a statement that the tentative agreement was beneficial for both sides.

“This significant investment in our nursing teams will ultimately benefit patients in the long term, while preserving hospitals’ flexibility to deliver the individual, tailored health care that our institutions are known for around the world,” he said.

Union members must now vote on the tentative agreement.

Nurses have been working without a new contract since October 2018.

For more information, please visit www.nysna.org.

Enfermeras y administradores de hospitales llegan a acuerdo tentativo

Los miembros de NYSNA han estado sin un nuevo contrato desde 2018.

La curación puede haber comenzado.

La división entre el sindicato de enfermeras y los administradores del hospital había crecido lo suficiente recientemente para incluir la amenaza inminente de una huelga que habría visto a miles de enfermeras abandonar sus puestos y dirigirse a la línea de huelga.

Pero a última hora del martes por la tarde, llegaron noticias.

Miembros de la Asociación de Enfermeras del Estado de Nueva York (NYSNA, por sus siglas en inglés) anunciaron un acuerdo tentativo sobre un nuevo contrato con los sistemas hospitalarios Mount Sinai, Montefiore y New York Presbyterian que mejoraría las tasas de personal mediante la contratación de más de 1,400 enfermeras.

Un acuerdo de cuatro años que expiraría el 31 de diciembre de 2022, el contrato incluiría nuevas contrataciones para cubrir las vacantes actuales, así como $100 millones de dólares para nuevas posiciones de tiempo completo, dijeron funcionarios de NYSNA.

El sindicato pospuso una huelga programada inicialmente para el 2 de abril, luego de que se lograron avances en la mesa de negociaciones. El 18 de marzo, NYSNA anunció que más de 10,000 enfermeras en Montefiore, New York-Presbyterian y Mount Sinai abandonarían el trabajo si los administradores del hospital no estuvieran de acuerdo en mejorar las proporciones de personal, que las enfermeras han estado exigiendo.

En el nuevo contrato, “el personal de enfermeras registradas se basará en proporciones de personal seguro que se incluirán en los acuerdos de negociación colectiva y serán reforzadas por una parte neutral independiente”, de acuerdo con un comunicado emitido por la NYSNA.

La presidenta de NYSNA, Judy Sheridan-González.

El contrato también incluye aumentos salariales del 3 por ciento por año, así como millones de dólares para beneficios de salud para jubilados, reembolso de matrícula y otros beneficios monetarios, dijo el sindicato. El acuerdo también incluye nuevas pautas para detener la violencia en el lugar de trabajo, un proceso para mejorar el manejo seguro del paciente y lenguaje que permite a las enfermeras ayudar a las víctimas de desastres dentro o fuera de los Estados Unidos.

Marc Kramer, negociador principal de ‘NYC Hospital Alliance,’ dijo en un comunicado que el acuerdo tentativo fue beneficioso para ambas partes.

“Esta importante inversión en nuestros equipos de enfermería finalmente beneficiará a los pacientes a largo plazo, al tiempo que preservará la flexibilidad de los hospitales para brindar la atención médica individual y personalizada por la que nuestras instituciones son conocidas en todo el mundo”, dijo.

Los miembros del sindicato ahora deben votar sobre el acuerdo provisional.

Las enfermeras han estado trabajando sin un nuevo contrato desde octubre de 2018.

 

Para obtener más información, por favor visite www.nysna.org.