Little taste for flavored e-cigs
Con sabor, pero de poco‎ gusto

  • English
  • Español

Little taste for flavored e-cigs

City Council moving to ban flavored e-cigarettes

By Gregg McQueen

Anti-vaping advocates gathered at City Hall.

Bubblegum, chocolate, mint, and cotton candy.

Not sweet lollipops to be traded on the playground, but a smattering of the latest flavors of e-cigarettes.

“We know that those flavors are not targeted towards adults. Those flavors are targeted towards our children,” said Andre Richardson.

Richardson, who works with the advocacy group Flavors Hook Kids NYC‎, joined with others at a City Hall rally on Tues., Oct. 15th.

All flavored e-cigarettes could soon be banned from sale in New York City, if pending City Council legislation becomes law.

Flanked by anti-vaping advocates, Councilmembers touted the legislative package on Tuesday, which they said was necessary to protect kids from the dangers of nicotine addiction.

A bill from Councilmember Mark Levine would ban every type of flavored e-cigarette except for tobacco flavored and flavorless, while another bill from Councilmember Fernando Cabrera would ban menthol cigarettes.

“We’re moving them as a package and we hope they’re voted on very soon,” said Levine.

Ten years ago, the City Council voted to ban flavored tobacco products, but failed to include menthol or e-cigarettes in the law.

“We didn’t finish the job. The 2009 law left a gaping loophole,” Cabrera said. “This was a mistake.”

“Those flavors are not targeted towards adults,” said Andre Richardson.

Cabrera and Levine said the latest bills have the support of the majority of the Council’s 51 members.

Eighty percent of young people who start smoking do so with flavored tobacco, Richardson said.

“It is easy to start smoking e-cigarettes. It is incredibly difficult to put them down and to quit,” he said.

Richardson cited the October 4 death of a 17-year-old Bronx boy due to a vaping related illness as a reason that action is required, and also pointed to a study by the National Youth Council that said over three million children had tried an e-cigarette.

“We need these products to be banned. We need these products to be highly restricted,” he stated.

Cynthia, an advocate with New York Communities for Change (NYCC), voiced concern about vapes being targeted to young people.

“As a mother, I don’t want my child walking into stores seeing flavored tobacco like candy, because then he’s going to want it,” she said.

Carol McGruder, Co-chair of the African American Tobacco Control Leadership Council, recognized that some New Yorkers have voiced concern about bans on menthol cigarettes or flavored vapes criminalizing the black community.

“These laws have no penalty for possession. No black man is going to be walking down the street and the police are going to come up and say, ‘Are you smoking this?’ That’s not what this is about. It’s about cutting off the supply,” she said.

Levine said the city will also ease small businesses such as vape shops into the new laws, if passed.

“We’re sympathetic in working with merchants to make sure they’re not caught up in this without understanding the transition to the new rules,” he said. “First and foremost, we want to protect kids and we want to prevent anyone else under 18 from falling into this addiction.”

Also present at the City Hall rally were counterprotesters, who said the Council’s pending legislation was misguided.

“Everything that these kids are getting sick from is from illegal THC cartridges,” said Jack Wolf, who runs a YouTube channel and forum called Vaping Insider.

“Regular nicotine vaping doesn’t make people sick. I’ve been doing it for seven years and I’ve never had a problem,” he said. “My doctor said my lungs are clearer than they were when I was smoking.”

While the Centers for Disease Control and Prevention have linked at least 29 deaths to vaping, the agency has said that most of the fatalities involve illegally made THC cartridges.

Wolf, who has children 11 and 14 years old, stressed that he does not want young people using e-cigarettes.

Councilmembers Fernando Cabrera and Mark Levine (center).

“No adult vaper wants to see a high school kid vaping,” he said. “My kids know not to touch the stuff. I feel like it’s a parenting issue. People need to get involved in their kids lives and start parenting.”

Wolf also remarked that the city laws would not stop the black market for e-cigarettes and could drive people back to nicotine cigarettes.

While acknowledging the presence of the black market for flavored vapes, Levine said the dangers were too great to not take action.

“We have to weigh the challenges on the enforcement front against the incredible toll in human health that these products are taking because of their easy availability,” said Levine. “We are ever mindful of the public health crisis that we’re up against here.”

Con sabor, pero de poco gusto

Se mueve para prohibir los cigarrillos electrónicos con sabor

Por Gregg McQueen

El ochenta por ciento de los menores que comienzan a fumar lo hacen con tabaco aromatizado.

Chicle, chocolate, menta y algodón de azúcar.

No son paletas dulces para ser intercambiadas en el patio de recreo, sino un puñado de los últimos sabores de cigarrillos electrónicos.

“Sabemos que esos sabores no están dirigidos a adultos. Esos sabores están dirigidos a nuestros hijos”, dijo Andre Richardson.

Richardson, quien trabaja con el grupo de defensa Flavors Hook Kids NYC, se unió a otros en un mitin en el ayuntamiento el martes 15 de octubre.

La venta de todos los cigarrillos electrónicos con sabor podría pronto prohibirse en la ciudad de Nueva York, si la legislación pendiente del Ayuntamiento se convierte en ley.

Flanqueados por defensores contra el vapeo, miembros del Concejo promocionaron el paquete legislativo el martes como necesario para proteger a los niños de los peligros de la adicción a la nicotina.

Un proyecto de ley del concejal Mark Levine prohibiría todo tipo de cigarrillos electrónicos con sabor, excepto el de tabaco con sabor y sin sabor, mientras que otro proyecto de ley del concejal Fernando Cabrera prohibiría los cigarrillos mentolados.

“Los estamos moviendo como un paquete y esperamos que sean votados muy pronto”, dijo Levine.

Hace diez años, el Ayuntamiento votó para prohibir los productos de tabaco con sabor, pero no incluyó el mentol ni los cigarrillos electrónicos en la ley.

“No terminamos el trabajo. La ley de 2009 dejó una laguna enorme”, dijo Cabrera. “Esto fue un error”.

Defensores contra el vapeo realizaron un mitin en el Ayuntamiento.

Cabrera y Levine dijeron que los últimos proyectos de ley cuentan con el apoyo de la mayoría de los 51 miembros del Concejo.

El ochenta por ciento de los jóvenes que comienzan a fumar lo hacen con tabaco con sabor, dijo Richardson.

“Es fácil comenzar a fumar cigarrillos electrónicos. Es increíblemente difícil hacerlos a un lado y dejar de fumar ”, dijo.

Richardson citó la muerte del 4 de octubre de un chico del Bronx de 17 años debido a una enfermedad relacionada con el vapeo como una razón por la que se requiere acción, y también señaló un estudio realizado por el Consejo Nacional de la Juventud que dijo que más de tres millones de chicos han probado un cigarrillo electrónico.

“Necesitamos que estos productos sean prohibidos. Necesitamos que estos productos sean altamente restringidos”, afirmó.

Cynthia, una defensora de Comunidades por el Cambio de Nueva York (NYCC, por sus siglas en inglés), expresó su preocupación por los vapeadores dirigidos a los jóvenes.

Los concejales Fernando Cabrera y Mark Levine (centro).

“Como madre, no quiero que mi hijo entre a las tiendas viendo tabaco con sabor a dulce, porque entonces él lo va a querer”, explicó.

Carol McGruder, copresidenta del Consejo de Liderazgo para el Control del Tabaco de los Afroamericanos, reconoció que algunos neoyorquinos han expresado su preocupación por la prohibición de los cigarrillos mentolados o los vapeadores con sabor que criminalicen a la comunidad negra.

“Estas leyes no tienen penalidad por posesión. Ningún hombre negro va a caminar por la calle y la policía va a venir y decir: ¿estás fumando eso?, de eso no se trata. Se trata de cortar el suministro”, dijo.

Levine dijo que la ciudad también facilitará a los pequeños negocios, como las tiendas de vapeadores, la transición a las nuevas leyes, si son aprobadas.
“Nos complace trabajar con los comerciantes para asegurarnos de que no se vean atrapados en esto sin comprender la transición a las nuevas reglas”, dijo. “En primer lugar, queremos proteger a los niños y evitar que otras personas menores de 18 años caigan en esta adicción”.

También estuvieron presentes en la manifestación del Ayuntamiento manifestantes en contra, quienes dijeron que la legislación pendiente del Concejo está equivocada.

“La razón por la que estos chicos se enferman es por cartuchos ilegales de THC”, dijo Jack Wolf, quien dirige un canal y foro de YouTube llamado Vaping Insider.

“Esos sabores no están dirigidos a adultos”, dijo Andre Richardson de Flavors Hook Kids NYC.

“El vapeo regular con nicotina no enferma a las personas. Lo he estado haciendo durante siete años y nunca he tenido un problema”, dijo. “Mi médico dijo que mis pulmones están más limpios que cuando fumaba”.

Si bien los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han relacionado al menos 29 muertes con el vapeo, la agencia ha dicho que la mayoría de las muertes involucran cartuchos de THC fabricados ilegalmente.

Wolf, quien tiene hijos de 11 y 14 años, enfatizó que no quiere que los jóvenes usen cigarrillos electrónicos.

“Ningún vapeador adulto quiere ver a un chico de preparatoria vapeando”, dijo. “Mis hijos saben que no deben tocar esas cosas. Siento que es un problema de crianza. Las personas necesitan involucrarse en la vida de sus hijos y comenzar a ser padres”.

Wolf también comentó que las leyes de la ciudad no detendrían el mercado negro de cigarrillos electrónicos y podrían llevar a las personas a fumar cigarrillos de nicotina.

Si bien reconoció la presencia del mercado negro de vapeadores con sabor, Levine dijo que los peligros son demasiado grandes para no tomar medidas.

“Tenemos que sopesar los desafíos en el frente de la aplicación de la ley contra el costo increíble en la salud humana que estos productos están cobrando debido a su fácil disponibilidad”, dijo Levine. “Estamos conscientes de la crisis de salud pública que enfrentamos aquí”.