Disruptive Forces
Fuerzas disruptivas

  • English
  • Español

Disruptive Forces

New funding announced to fight gang violence 

Story and photos by Gregg McQueen

“[This is] an attack on society itself,” said Councilmember Ritchie Torres (center).

“[This is] an attack on society itself,” said
Councilmember Ritchie Torres (center).

The savage stabbing murder of 15-year-old Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz outside a Belmont bodega on June 20 sent shockwaves through the city.

“There are some crimes that are so heinous, as to be an attack on society itself,” City Councilmember Ritchie Torres said of the incident, which was caught on security cameras and widely viewed online.

Police officials charge that members of a street gang stabbed Guzmán-Feliz numerous times with machetes. So far, ten people have been arrested in connection with the crime.

To help combat gang activity, Torres announced the City Council was allotting $1 million for violence prevention and interruption.

The funds will boost an array of services such as youth employment, mental health counseling, and the use of “violence interrupters” – former gang members who reach out to current gang participants to persuade them to change their ways.

Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz was 15 years old.

Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz was 15 years old.

“These violence interrupters, who often have felt the impact of incarceration and violence in their own lives, are credible and effective messengers,” Torres said.

“Gang violence is not only a problem that falls within the domain of criminal justice, it’s also a problem that falls within the domain of public health,” he added.

Torres announced the funding at a press conference outside of Mount Carmel Church on June 28, where hours earlier a funeral had been held for Guzmán-Feliz.

Father Jonathan Morris, Pastor of Our Lady of Mount Carmel, said the timing is right to increase violence prevention, as street violence has a tendency to spike during warmer months.

“In summertime, it’s going to get worse,” he said.

“You’re going to see more violence, you’re going to see more gang activity,” he predicted.

“As a mother, I’m worried,” said Chanelle Gallman.

“As a mother, I’m worried,” said
Chanelle Gallman.

Torres also announced a partnership with Yeshiva University to bring trauma counselors to Mount Carmel Church, to assist community members affected by Guzmán-Feliz’s murder.

“Everybody mourns differently, and while some mourning is done in private, mourning is also done in the company of our friends, our families, and our community, and it can be aided by experts,” said Danielle Wozniak, Dean of Yeshiva’s Wurzweiler School of Social Work.

Through the Care Café, an initiative funded by the City Council, Yeshiva sets up a relaxed space where mental health professionals can talk to those in need of counseling.

“It helps to bring these services right to community members, in an environment they’re comfortable with,” Wozniak said of the efforts to meet with locals at Mount Carmel.

“Through all pain, we must find a purpose, we must find a plan of action,” said Councilmember Vanessa Gibson.

Torres revealed that he was working on a Council bill that would require the city to train businesses how to respond to violent crimes that occur on their premises.

Father Jonathan Morris is Pastor of Our Lady of Mount Carmel.

Father Jonathan Morris is Pastor of Our Lady of
Mount Carmel.

Recenty, the NYPD revealed that the murder rate in the Bronx has nearly doubled in 2018. According to CompStat data, 50 people have been killed in the Bronx so far in 2018, compared with 26 people during the same period in 2017.

“I’m concerned,” said Torres. “We should get to a place where every precinct has access to a full range of Cure Violence services, including violence interrupters.”

Belmont resident Chanelle Gallman attended the press conference because her son is the same age of Guzmán-Feliz, leading her to feel sorrow for the murdered teen, she said.

Gallman, who also has a young daughter, said she is concerned about the safety of her children with murders on the rise in the Bronx and gang activity in the area.

“As a mother, I’m worried,” she said.

The group gathered at the church.

The group gathered at the church.

She explained that her son had a summer job through the Summer Youth Employment Program (SYEP).

“I’m thankful we have that opportunity, but not every family has that,” she said.

Gibson said the city could drive down teen violence if funding for SYEP was increased.

“Every young person who applies for a job should get a job,” she stated. “It’s the best social program we could ever invest in for a young person. To keep them off the streets, to keep them engaged, to build responsibility and to give them something to do.”

“We have to work to make sure that kids don’t get into these gangs,” said Morris. “We have to make sure there’s meaning in their life,” he remarked.

Torres also advocated for the city to fund more afterschool programs run by community-based organizations to help keep kids off the streets.

“There are far less pressing priorities on which we spend dollars,” he said.

Fuerzas disruptivas

Se anuncian nuevos fondos para combatir la violencia de pandillas 

Historia y fotos por Gregg McQueen

"La etapa del duelo puede ser apoyada por expertos", dijo Danielle Wozniak, decana de la Escuela Wurzweiler de Trabajo Social de Yeshiva. 

“La etapa del duelo puede ser apoyada por
expertos”, dijo Danielle Wozniak, decana de la
Escuela Wurzweiler de Trabajo Social de Yeshiva.

El salvaje asesinato a puñaladas de Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz, de 15 años de edad, afuera de una bodega de Belmont el 20 de junio, causó conmoción en toda la ciudad.

“Hay algunos crímenes que son tan atroces que son un ataque contra la sociedad misma”, dijo el concejal Ritchie Torres sobre el incidente, que fue captado por las cámaras de seguridad y fue ampliamente visto en línea.

Los oficiales de policía acusan a los miembros de una pandilla callejera de apuñalar a Guzmán-Feliz en numerosas ocasiones con machetes. Hasta el momento, diez personas han sido arrestadas en relación con el crimen.

Para ayudar a combatir la actividad de pandillas, Torres anunció que el Concejo Municipal asignó $1 millón de dólares para la prevención e interrupción de la violencia.

Los fondos aumentarán una serie de servicios como: empleo juvenil, asesoría de salud mental y uso de “interruptores de la violencia”, antiguos miembros de pandillas que se acercan a los participantes actuales de pandillas para persuadirlos de cambiar sus hábitos.

"A través de todo el dolor, debemos encontrar un propósito, un plan de acción", dijo la concejala Vanessa Gibson. 

“A través de todo el dolor, debemos
encontrar un propósito, un plan de
acción”, dijo la concejala Vanessa Gibson.

“Estos interruptores de violencia, quienes a menudo han sentido el impacto del encarcelamiento y la violencia en sus propias vidas, son mensajeros creíbles y efectivos”, dijo Torres.

“La violencia de pandillas no es solo un problema que cae en el dominio de la justicia penal, sino también en el ámbito de la salud pública”, agregó.

Torres anunció el financiamiento en una conferencia de prensa a las afueras de la Iglesia Mount Carmel el 28 de junio, donde horas antes se había realizado un funeral para Guzmán-Feliz.

El padre Jonathan Morris, pastor de Nuestra Señora de Mount Carmel, dijo que es el momento adecuado para aumentar la prevención de la violencia, ya que la violencia callejera tiende a aumentar durante los meses más cálidos.

“En verano va a empeorar”, dijo.

“Veremos más violencia y más actividad de pandillas”, predijo.

Torres también anunció una asociación con la Universidad Yeshiva para llevar consejeros de trauma a la Iglesia Mount Carmel que ayuden a los miembros de la comunidad afectados por el asesinato de Guzmán-Feliz.

“Todo el mundo hace su duelo de manera diferente, y si bien el duelo se realiza en privado, también puede hacerse en compañía de amigos, de la familia y la comunidad, y puede contar con la ayuda de expertos”, dijo Danielle Wozniak, decana de la Facultad Wurzweiler de Trabajo Social de Yeshiva.

"[Este es] un ataque a la sociedad misma", dijo el concejal Ritchie Torres (centro).

“[Este es] un ataque a la sociedad misma”, dijo
el concejal Ritchie Torres (centro).

A través de Care Café, una iniciativa financiada por el Ayuntamiento, Yeshiva establece un espacio relajado donde los profesionales de la salud mental pueden hablar con quienes necesiten orientación.

“Ayuda a llevar estos servicios a los miembros de la comunidad en un entorno en el que se sienten cómodos”, dijo Wozniak sobre los esfuerzos para reunirse con los locales en Mount Carmel.

“A través de todo el dolor, debemos encontrar un propósito, un plan de acción”, dijo la concejala Vanessa Gibson.

Torres reveló estar trabajando en un proyecto de ley del Concejo que requeriría que la ciudad capacite a los negocios sobre cómo responder a los crímenes violentos que ocurren en sus instalaciones.

Recientemente, el NYPD reveló que la tasa de homicidios en el Bronx casi se ha duplicado en 2018. Según datos de CompStat, 50 personas han muerto en el Bronx hasta el momento en 2018, en comparación con 26 personas durante el mismo período en 2017.

Lesandro "Junior" Guzmán-Feliz tenía 15 años.

Lesandro “Junior” Guzmán-Feliz tenía 15 años.

“Estoy preocupado”, dijo Torres. “Deberíamos llegar a un lugar donde cada precinto tenga acceso a una gama completa de servicios de Curar la Violencia, incluidos los interruptores de violencia”.

La residente de Belmont Chanelle Gallman asistió a la conferencia de prensa porque su hijo tiene la misma edad que Guzmán-Feliz, lo que la llevó a sentir tristeza por el adolescente asesinado.

Gallman, quien también tiene una hija pequeña, dijo que le preocupa la seguridad de sus hijos con los asesinatos en aumento en el Bronx y la actividad de pandillas en el área.

“Como madre, estoy preocupada”, dijo.

Explicó que su hijo tiene un trabajo de verano a través del Programa de Empleo Juvenil de Verano (SYEP, por sus siglas en inglés).

“Estoy agradecida de que tengamos esa oportunidad, pero no todas las familias la tienen”, dijo.

"Como madre, estoy preocupada", dijo Chanelle Gallman.

“Como madre, estoy preocupada”, dijo
Chanelle Gallman.

Gibson comentó que la ciudad podría reducir la violencia entre los adolescentes si se incrementara el financiamiento para SYEP.

“Cada joven que solicita un trabajo debe conseguirlo”, afirmó. “Es el mejor programa social en el que podríamos invertir para una persona joven. Para mantenerlos fuera de las calles, comprometidos, para construir responsabilidad y darles algo que hacer”.

“Tenemos que trabajar para asegurarnos de que los niños no entren en estas pandillas”, dijo Morris. “Tenemos que asegurarnos de que haya un significado en su vida”, comentó.

Torres también abogó por que la ciudad financie más programas para después de la escuela administrados por organizaciones comunitarias que ayuden a mantenerlos fuera de las calles.

“Hay prioridades mucho menos urgentes en las que gastamos dólares”, dijo.