Denim, Deliberately
Mezclilla, deliberada

  • English
  • Español

Denim, Deliberately

By Gregg McQueen

The denim attire is a deliberate choice.

It was a blast of blue.

A large crowd – clad in blue denim – gathered at Foley Square in Manhattan on Wednesday for New York City’s annual Denim Day rally to mark Sexual Assault Awareness Month.

María, a Northern Manhattan resident, made the trek downtown for the event. She said there has been a different energy to the rallies since the advent of the Me Too movement, and sensed more women are feeling empowered by their experiences.

“Things have been changing with the Me Too movement, but not quick enough,” she said, noting that sexual assault is still prevalent in the United States.

According to the Centers for Disease Control and Prevention, 1 in 5 women experience sexual violence in their lifetimes.

“To the victims: we see you, we hear you, we believe you,” said Cecile Noel, Commissioner of the Mayor’s Office to End Domestic Violence and Gender-Based Violence.

Noel said her agency offers an array of free and confidential services in every borough to support survivors of abuse.

“Everybody needs to be mobilized,” said CGE Commissioner Jacqueline Ebanks.

“At the heart of any discussion about sexual assault, which is any forced or unwanted sexual contact, what are we really talking about? We’re talking about consent. Who can give consent? ‘It’s my body and it’s my choice.’ That’s right — it’s you,” she said.

The denim connection to sexual assault awareness originated from a 1998 Supreme Court case in Ancona, Italy in which a rape conviction was overturned after the judge reasoned the tight denim jeans worn by the victim meant that she had to have helped her attacker remove them, implying consent.

Since then, advocates and sexual assault survivors have worn denim jeans as a symbol of protest.

“What we wear is never consent for rape,” remarked City Councilmember Helen Rosenthal, Chair of the Council’s Committee on Women. She noted this year’s rally slogan, “#TheFutureIs.”

“This Denim Day, we pose a question – how do you envision the future? How do we get to a future that is absent of our rape culture?” Rosenthal said.

Jacqueline M. Ebanks, Executive Director of the City’s Commissioner on Gender Equity (CGE), said her agency’s goal is to rid the city of gender- and work-based violence. She said CGE sponsored a 16 Days of Activism Against Gender-Based Violence campaign in 2018, hosting over 80 events in 35 community districts.

“I want us to celebrate that, but [also] recognize that the job isn’t done because we have 59 community districts and 8.6 million New Yorkers and everybody needs to be mobilized to create the change that we desire,” she said.

Advocates in attendance referenced the effect of sexual assault on New Yorkers young and old.

“Sexual assault is not something that people want to talk about, but we’re fortunate that the age of Me Too has influenced the youth to open up about it,” said advocate Angela Bustamante of VIP Mujeres. Bustamante, who was distributing information on her group’s services, said VIP Mujeres sponsors curriculum for teens and young adults to educate them on how to prevent sexual assault.

“It’s important that we’re here so youth can see that we’re here to support them,” she said.

Lorraine Cortes-Vázquez, Commissioner of the city’s Department for the Aging, said many older New Yorkers are also victims of sexual abuse.

“Sometimes in institutions they’re being violated, or being violated in their own homes, or by a family member,” she said. “It’s very poignant and heartbreaking for them to even admit that to themselves, much less raise their voices about it. They get victimized in many ways.”

Manhattan Borough President Gale Brewer said the city must do more to prevent and not just treat sexual assault, and repeated her call for social workers at every city school.

“We can’t talk about prevention if we don’t have social workers,” she said.

Former NFL player Wade Davis II (second from right) was in attendance.

City Comptroller Scott Stringer referenced his five- and seven-year old sons, and said fatherhood gives him a responsibility to educate.

“Little boys have to be taught to respect little girls. Young men have to be taught to respect young women,” he said.

“Men have to step up,” Stringer added. “We can no longer put this aside.”

Also appearing at the rally was former NFL player Wade Davis II, who now works as an advocate speaking to young people about abuse and harassment.

He called for middle schools to include anti-abuse curriculum.

“This needs to be learned in middle school,” he said. “By the time they get to high school, it’s too late.”

For more information, please visit vipmujeres.org or call the 24-hour bilingual assistance hotline at 800.664.5880.

Mezclilla, deliberada

Por Gregg McQueen

El encuentro es un evento anual.

Fue una explosión de azul. Una gran multitud, vestida de mezclilla azul, se reunió en Foley Square en Manhattan el miércoles para la manifestación anual del Día de Mezclilla de la Ciudad de Nueva York para conmemorar el Mes de Concientización sobre la Agresión Sexual.

María, residente del norte de Manhattan, realizó la caminata al centro para el evento. Dijo que ha habido una energía diferente en los mítines desde el advenimiento del movimiento Me Too, y siente que más mujeres se están sintiendo fortalecidas por su experiencia.

“Las cosas han estado cambiando con el movimiento Me Too, pero no lo suficientemente rápido”, dijo, y señaló que los ataques sexuales aún prevalecen en los Estados Unidos.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, 1 de cada 5 mujeres experimentan violencia sexual en sus vidas.

“A las víctimas: las vemos, las escuchamos, les creemos”, dijo Cecile Noel, comisionada de la Oficina del Alcalde para acabar con la violencia doméstica y la violencia de género.

Noel dijo que su agencia ofrece una variedad de servicios gratuitos y confidenciales en cada condado para apoyar a los sobrevivientes de abuso.

VIP Mujeres.

“En el corazón de cualquier discusión sobre el abuso sexual, que es cualquier contenido sexual forzado o no deseado de cualquier tipo, ¿de qué estamos hablando realmente? Estamos hablando de consentimiento. ¿Quién puede dar su consentimiento? Es mi cuerpo y es mi elección. Eso es correcto: eres tú”, dijo.

La conexión de la mezclilla con la concientización sobre el abuso sexual se originó en un caso de la Corte Suprema de 1998 en Ancona, Italia, en el que se revocó una condena por violación después de que el juez razonó que los pantalones de mezclilla ajustados que llevaba la víctima significaban que tenía que haber ayudado a su atacante a removerlos, implicando consentimiento.

Desde entonces, defensores y sobrevivientes de agresiones sexuales han usado pantalones de mezclilla como símbolo de protesta.

“Lo que usamos nunca es consentimiento para la violación”, comentó la concejala Helen Rosenthal, presidenta del Comité de Mujeres del Concejo. Destacó el eslogan de la manifestación de este año, “#TheFutureIs”.

“En este Día de la Mezclilla, planteamos una pregunta: ¿cómo visualizan el futuro? ¿Cómo llegamos a un futuro que esté ausente de nuestra cultura de violación?”, dijo Rosenthal.

Jacqueline M. Ebanks, directora ejecutiva del Comisionado de la Ciudad para la Equidad de Género (CGE, por sus siglas en inglés), dijo que el objetivo de su agencia es librar a la ciudad de la violencia de género y laboral. Dijo que CGE patrocinó una campaña de 16 días de activismo contra la violencia de género en 2018, organizando más de 80 eventos en 35 distritos comunitarios.

Se estima que en 1 de cada 5 mujeres experimentan violencia.

“Quiero que lo celebremos, pero [también] reconozco que el trabajo no se realiza porque tenemos 59 distritos comunitarios y 8.6 millones de neoyorquinos y todos debemos movilizarnos para crear el cambio que deseamos”, dijo.

Los defensores que asistieron mencionaron el efecto de la agresión sexual en los neoyorquinos jóvenes y viejos.

“La agresión sexual no es algo de lo que las personas quieran hablar, pero tenemos la suerte de que la era de Me Too ha influido para que los jóvenes hablen de forma más abierta para hablar de ello”, dijo la defensora Ángela Bustamante de VIP Mujeres. Bustamante, quien estuvo distribuyendo información sobre los servicios de su grupo, dijo que VIP Mujeres patrocina el plan de estudios para adolescentes y adultos jóvenes para educarlos sobre cómo prevenir la agresión sexual.

“Es importante que estemos aquí para que los jóvenes puedan ver que estamos aquí para apoyarlos”, dijo.

Lorraine Cortes-Vázquez, comisionada del Departamento de Envejecimiento de la ciudad, dijo que muchos neoyorquinos mayores también son víctimas de abuso sexual.

“A veces, en las instituciones son violados, o en sus propios hogares, o por un miembro de la familia”, dijo. “Es muy conmovedor y desgarrador, incluso que lo admitan a ellos mismos, mucho menos alzar sus voces al respecto. Son víctimas de muchas maneras”.

Lorraine Cortes-Vásquez, comisionada del Departamento del Envejecimiento (DFTA, por sus siglas en inglés).

La presidenta del condado de Manhattan, Gale Brewer, dijo que la ciudad debe hacer más para prevenir y no solo tratar la agresión sexual, y repitió su llamado a los trabajadores sociales en todas las escuelas de la ciudad.

“No podemos hablar de prevención si no tenemos trabajadores sociales”, dijo.

El contralor de la ciudad, Scott Stringer, hizo referencia a sus hijos de cinco y siete años, y dijo que la paternidad le da la responsabilidad de educar.

“Hay que enseñar a los niños pequeños a respetar a las niñas pequeñas. Hay que enseñar a los jóvenes a respetar a las jóvenes”, dijo.

“Los hombres tienen que dar un paso adelante”, agregó Stringer. “Ya no podemos dejar de lado esto”.

También apareció en el mitin el ex jugador de la NFL Wade Davis II, quien ahora trabaja como defensor y les habla a los jóvenes sobre el abuso y el acoso.

Pidió que las escuelas intermedias incluyan un plan de estudios contra el abuso.

“Esto debe ser aprendido en la secundaria”, dijo. “Cuando llegan a la preparatoria, es demasiado tarde”.

 

Para obtener más información, por favor visite vipmujeres.org o llame a la línea directa de asistencia bilingüe las 24 horas al 800.664.5880.