Councilmembers tout Small Business Jobs Survival Act
Se promueve ley de Supervivencia de Trabajos de Pequeños Negocios

  • English
  • Español

Councilmembers tout Small Business Jobs Survival Act

Story and photos by Gregg McQueen

City Councilmembers and small business owners gathered at City Hall on Wednesday to announce their support for the the Small Business Jobs Survival Act (SBJSA).

Known as Intro. 737, SBJSA would establish conditions for commercial lease renewal negotiations, including requirements for renewal terms, arbitration-triggering conditions, limits on security deposits, and prohibitions on landlord retaliation.

The SBJSA stipulates that commercial tenants in good standing would have the automatic right to a 10-year lease renewal. If landlords attempt to dramatically increase rent, then business owners would have the right to dispute the rent increase in arbitration.

Though the legislation has languished in the Council for over three decades, Councilmember Ydanis Rodriguez, a lead sponsor of the bill, said it was urgently needed now to thwart a “crisis situation” for small businesses in the city, which are getting pushed out with increasing frequency due to rising rents.

He said the shuttering of small businesses and proliferation of vacant stores had a negative effect on neighborhoods.

“The crisis of local small businesses are changing the landscape of our community,” remarked Rodriguez.

“Our small businesses are the backbone of our city and we must empower them to have the tools necessary to be able to compete and stay as part of our city’s vibrant culture and diverse community,” he said.

“The unique character and diversity of New York City’s small businesses is what makes this city what it is,” said Councilmember Jimmy Van Bramer. “We must protect our city’s small businesses from being driven away by exorbitant rent increases and taken over by large corporate chains. Our city has long been a beacon of economic opportunity for immigrants and local mom-and-pop shops and the Council must do all that we can do to keep it that way.”

The lawmakers spoke in advance of a scheduled public hearing on Mon., Oct 22 at 1pm, designed to hear testimony on the SBJSA.

They encouraged small business owners throughout the city to attend the hearing and share their stories about lease issues.

“Small business means culture, it means diversity, and it means middle class economy. Without these things, we’re going to turn into a city of haves and have-nots,” said Nick Velkov, a small business owner from Astoria, Queens. “In order to create a more fair and prosperous city, we have to protect our middle class.”

Velkov remarked that Astoria seems to have more landlords who are neighborhood residents, rather than a high number of commercial spaces owned by corporate entities or remote management companies.

“A lot of our landlords are also local community members, so they have a certain empathy to their tenants,” he said. “In Astoria, we’re lucky.”

The SBJSA has received pushback from landlords, as well as the Real Estate Board of New York (REBNY), whose president John Banks criticized the bill in a recent op-ed.

“Beyond questions of its legality, the City Council’s proposed legislation mandating 10-year leases won’t change small-business failure rates, which have been consistent for 20 years across all categories. This commercial rent-control bill ignores the growth in pop-ups and short-term leases as creative responses to the rise of e-commerce and would further restrict market flexibility,” Banks wrote.

Ray Rogers, director of an advocacy group known as Stop REBNY Bullies, said he hoped the Council would pass the SBJSA bill in its current form, and not dilute the 10-year lease requirement.

“It’s important for immigrants to know that they can come here and start a business that will be lasting,” he said.

Rogers accused REBNY and other SBJSA opponents of “spreading misinformation” that the bill is a form of commercial rent control.

“They are terrified that it will transfer money and power from wealthy real estate interests to small businesses,” Rogers said. “This is in the best interests of everyone who lives and works in New York City.”

“This is not about rent control. This is about fairness and  establishing rights for small businesses,” Rodriguez stated.

Velkov, who has run a yoga studio in Astoria since 2010, said he encountered problems when he attempted to open a second location in Harlem in 2014.

He said his rented commercial space lacked heat in winter, had faulty electrical wiring and a malfunctioning elevator.

“Our landlord ignored us and didn’t fix the problems,” said Velkov, who added that the landlord threatened to not renew his lease when he complained about building conditions.

“The only way for a small business tenant to have any sense of power in this city is [to] have lease protection,” Velkov said. “Right now, in our city government, there is zero lease protection for commercial tenants. That would change if this act passes.”

The City Council’s Committee on Small Business will hold a hearing on Intro. 737 on Monday, October 22 at 1pm in Council Chambers at City Hall.

Se promueve ley de Supervivencia de Trabajos de Pequeños Negocios

Historia y fotos por Gregg McQueen

Concejales de la ciudad y propietarios de pequeños negocios se reunieron en el Ayuntamiento el miércoles para anunciar su apoyo a la Ley de Supervivencia de Trabajos de Pequeños Negocios (SBJSA, por sus siglas en inglés).

Conocida como Intro. 737, SBJSA establecería las condiciones para las negociaciones de renovación del arrendamiento comercial, incluidos los requisitos para los tiempos de renovación, las condiciones de activación del arbitraje, los límites a los depósitos de seguridad y las prohibiciones de represalias del propietario.

La SBJSA estipula que los inquilinos comerciales con todo al día tendrían el derecho automático a una renovación del contrato de arrendamiento de 10 años. Si los propietarios intentan aumentar dramáticamente la renta, entonces los dueños de negocios tendrían el derecho de disputar el aumento de la renta en el arbitraje.

Aunque la legislación ha languidecido en el Concejo durante más de tres décadas, el concejal Ydanis Rodríguez, uno de los principales patrocinadores del proyecto de ley, dijo que ahora se necesita con urgencia para frustrar una “situación de crisis” para los pequeños negocios de la ciudad, que están siendo expulsados con frecuencia cada vez mayor debido al aumento de los alquileres.

Dijo que el cierre de los pequeños negocios y la proliferación de tiendas vacías tuvo un efecto negativo en los vecindarios.

“La crisis de los pequeños negocios locales está cambiando el panorama de nuestra comunidad”, comentó Rodríguez.

“Nuestros pequeños negocios son la columna vertebral de nuestra ciudad y debemos capacitarlos para que cuenten con las herramientas necesarias para poder competir y permanecer como parte de la cultura vibrante y la comunidad diversa de nuestra ciudad”, señaló.

“El carácter único y la diversidad de los pequeños negocios de la ciudad de Nueva York es lo que hace que esta ciudad sea lo que es”, dijo el concejal Jimmy Van Bramer. “Debemos proteger a los pequeños negocios de nuestra ciudad para que no se vean desplazados por exorbitantes aumentos de los alquileres y sean asumidos por grandes cadenas corporativas. Nuestra ciudad ha sido durante mucho tiempo un faro de oportunidades económicas para los inmigrantes y las tiendas locales y el Concejo debe hacer todo lo posible por que siga siendo así”.

Los legisladores hablaron antes de una audiencia pública programada para el lunes 22 de octubre a la 1 p.m., diseñada para escuchar testimonios sobre la SBJSA.

Alentaron a los propietarios de pequeños negocios de toda la ciudad a asistir a la audiencia y compartir sus historias sobre problemas de arrendamiento.

“El pequeño negocio significa cultura, diversidad y economía de clase media. Sin estas cosas, nos convertiremos en una ciudad de los que tienen y de los que no tienen”, dijo Nick Velkov, propietario de un pequeño negocio de Astoria, Queens. “Para crear una ciudad más justa y próspera, tenemos que proteger a nuestra clase media”.

Velkov comentó que Astoria parece tener más propietarios que son residentes del vecindario, en lugar de un gran número de espacios comerciales propiedad de entidades corporativas o compañías de administración remota.

“Muchos de nuestros propietarios también son miembros de la comunidad local, por lo que tienen cierta empatía con sus inquilinos”, dijo. “En Astoria, tenemos suerte”.

La SBJSA ha recibido rechazo de los propietarios, así como de la Junta de Bienes Raíces de Nueva York (REBNY, por sus siglas en inglés), cuyo presidente -John Banks- criticó el proyecto de ley en un reciente artículo de opinión.

“Más allá de las cuestiones de su legalidad, la legislación propuesta por el Concejo Municipal exige contratos de arrendamiento a 10 años que no cambiarán las tasas de fracaso de los pequeños negocios, que han sido consistentes durante 20 años en todas las categorías. Este proyecto de ley de control de rentas comerciales ignora el crecimiento de los negocios emergentes y los arrendamientos a corto plazo como respuestas creativas al aumento del comercio electrónico y restringiría aún más la flexibilidad del mercado”, escribió Banks.

Ray Rogers, director de un grupo de defensa conocido como Stop REBNY Bullies, dijo esperar que el Concejo apruebe el proyecto de ley SBJSA en su forma actual y no diluya el requisito del contrato de arrendamiento de 10 años.

“Es importante que los inmigrantes sepan que pueden venir aquí y comenzar un negocio duradero”, dijo.

Rogers acusó a REBNY y otros opositores de SBJSA de “difundir información errónea” de que el proyecto de ley es una forma de control de renta comercial.

“Están aterrorizados de que transfiera dinero y poder de los intereses inmobiliarios adinerados a los pequeños negocios”, dijo Rogers. “Esto es lo mejor para todos los que viven y trabajan en la ciudad de Nueva York”.

“Esto no es sobre el control de la renta. Se trata de imparcialidad y de establecer derechos para los pequeños negocios”, afirmó Rodríguez.

Velkov, quien ha dirigido un estudio de yoga en Astoria desde 2010, dijo que tuvo problemas cuando intentó abrir un segundo local en Harlem en 2014.

Dijo que su espacio comercial alquilado carecía de calefacción en invierno, tenía un cableado eléctrico defectuoso y un ascensor que no funcionaba.

“Nuestro propietario nos ignoró y no solucionó los problemas”, dijo Velkov, quien agregó que el propietario amenazó con no renovar su contrato de arrendamiento cuando se quejó de las condiciones del edificio.

“La única forma de que un inquilino de un pequeño negocio tenga una sensación de poder en esta ciudad es mediante protección de arrendamiento”, dijo Velkov. “En este momento, en nuestro gobierno de la ciudad, no hay protección de arrendamiento para los inquilinos comerciales. Eso cambiaría si este proyecto de ley es aprobado”.

El Comité de Pequeños Negocios del Concejo de la ciudad celebrará una audiencia sobre Intro. 737 el lunes 22 de octubre a la 1:00 p.m. en la Sala del Concejo en el Ayuntamiento.