Carriage Horses Had a Terrible 2018.
Caballos de carruajes tuvieron un terrible 2018.

  • English
  • Español

Carriage Horses Had a Terrible 2018.

Here are 5 Ways to Make NYC Safer and More Humane for Horses and Pedestrians in 2019.

In 2018, carriage horses were subject to harsh and cruel weather conditions. In 2019, New York City must change the current laws so that horses are no longer forced to work during torrential rain, snowstorms, thunderstorms and high-humidity heatwaves.

In August, New Yorkers for Clean, Livable, and Safe Streets (NYCLASS) documented a carriage horse heaving in extreme respiratory distress during a high-humidity heatwave – with no relief from the burning sun. Many other horses suffered while citywide heat advisories were in effect, yet the horses were offered no mercy. Horses also worked for hours on dangerously slick roads during the November 15th snowstorm and routinely endure heavy rain and thunderstorms. It is dangerous for everyone to have horses traveling throughout midtown Manhattan on slick roads, where they can easily slip and fall.

The horrifying carriage horse crash in February of 2018 resulted in three tourists being hospitalized. It was the result of a spooked horse taking off into traffic without his driver and crashing into parked cars on 59th Street. In 2019, relocating the carriage horse boarding areas location from 59th Street into car-free Central Park would create a safer and more humane environment for horses and the public.

A carriage makes its way through a snowstorm.

Additionally, the city must put an end to the constant and incredibly dangerous illegal U-turns carriage drivers make on 59th Street, in order to get back to the current hackline location there. The frightened horses are forced into incoming traffic so drivers can make this U-turn, often forcing moving cars to stop abruptly as the horses are maneuvered within inches from the cars. This causes even more congestion on already heavily trafficked 59th Street. It is inconsistent with the City’s Vision Zero goals.

In October 2018, two carriages horses were found dead in two different stables in the same week. Both horses died of colic—an agonizing death often caused by poor stable conditions, improper vet care and poor feed. In 2019, New York City should pass laws that ensure carriage horses have areas to exercise and move about freely every day in their stables, as the New York Police Department (NYPD) mounted police horses have in theirs.
Currently, carriage horse stalls are too small and horses have no ability to move freely at all after being shackled and pulling carriages nine hours every day. This is cruel and the city must implement appropriate standards.

In 2018, carriage drivers were caught behaving badly on many occasions—including literally falling asleep while giving a ride. In 2019, better enforcement of driver standards is required. Carriage drivers must no longer fall asleep, text or talk on the phone while driving. Motorists cannot behave this way and neither should carriage drivers.

This carriage horse crash took place in February 2018.

This past month, four frightened tourists from England reported to NYCLASS that their driver repeatedly fell asleep while giving them a ride – and was not holding the horse reigns – even after a police officer pulled him over inside Central Park and reprimanded him. Enforcement of the rules is also needed so that no ride can start prior to 10 a.m., a violation of rules that NYCLASS has documented. Moreover, NYCLASS has also found carriages being overloaded with too many passengers—another violation.

In 2018 – as in years past – carriage horses were sold off to an unknown fate by their owners. In 2019, New York City needs an official retirement policy for carriage horses akin to the NYPD Mounted Horses Unit.

No longer should NYC carriage horses be sent to slaughter after a life of pounding the pavement. The city should mandate that the carriage horse industry follow NYPD standards and lower the retirement age for carriage horses. The current retirement age of 26 – the human equivalent of a senior citizen – is far too old for horses to still be dragging carriages through traffic. 20 years old is the retired age the NYPD Mounted police horses and carriage horses deserve the same respect and mercy.

NYCLASS was founded in 2008 on the core mission of saving carriage horses, enacting animal rights legislation into law, and electing pro-animal candidates to office. NYCLASS is committed to fighting for all animals by working on New York City and State legislation and embracing grassroots efforts to educate and activate the public.

For more information, please visit nyclass.org.

Caballos de carruajes tuvieron un terrible 2018.

Aquí hay 5 maneras para hacer NYC más segura y más humana para los caballos y peatones en 2019.

En 2018, los caballos de carruaje estuvieron sujetos a condiciones climáticas duras y crueles. En 2019, la ciudad de Nueva York debe cambiar las leyes actuales de modo que los caballos ya no estén obligados a trabajar durante lluvias torrenciales, tormentas de nieve, tormentas eléctricas y olas de calor de alta humedad.

En agosto, New Yorkers for Clean, Livable, and Safe Streets (NYCLASS, por sus siglas en inglés) documentó un caballo de carruaje con situación de dificultad respiratoria extrema durante una ola de calor de alta humedad, sin alivio del sol ardiente. Muchos otros caballos sufrieron mientras estaban vigentes los avisos de calor en toda la ciudad, pero a los caballos no se les ofreció ninguna piedad. Los caballos también trabajaron durante horas en caminos peligrosamente resbaladizos durante la tormenta de nieve del 15 de noviembre y habitualmente soportan fuertes lluvias y tormentas eléctricas. Es peligroso que todos tengan caballos viajando por el centro de Manhattan en caminos resbaladizos, donde pueden resbalarse y caerse fácilmente.

El aterrador choque de caballos en febrero de 2018 provocó la hospitalización de tres turistas. Fue el resultado de un caballo asustado que salió disparado hacia el tráfico sin su conductor y chocó contra los autos estacionados en la calle 59. En 2019, la reubicación del área de embarque de caballos de la calle 59 en un Central Park libre de automóviles, crearía un entorno más seguro y humano para los caballos y el público.

Los defensores argumentan que los establos son demasiado pequeños.

Además, la ciudad debe poner fin a las constantes e increíblemente peligrosas vueltas ilegales en U que se realizan en la calle 59, para volver a la ubicación actual de la línea de espera. Los caballos asustados se ven obligados a entrar al tráfico para que los conductores puedan hacer esta vuelta en U, lo que a menudo obliga a los autos a detenerse bruscamente mientras los caballos son maniobrados a pocos centímetros de los autos. Esto causa aún más congestión en la calle 59, que ya es muy transitada. Es inconsistente con los objetivos de Vision Zero de la ciudad.

En octubre de 2018, dos caballos de carruajes fueron encontrados muertos en dos establos diferentes en la misma semana. Ambos caballos murieron de cólicos, una muerte agonizante a menudo causada por malas condiciones de estabilidad, cuidado inadecuado del veterinario y mala alimentación. En 2019, la ciudad de Nueva York debería aprobar leyes que aseguren que nos caballos de carruajes tengan áreas para ejercitarse y moverse libremente todos los días en sus establos, como los caballos de policía montados por el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés) tienen en los suyos. Actualmente, los establos de caballos de carruaje son demasiado pequeños y los caballos no tienen la capacidad de moverse libremente después de estar encadenados y tirando de carruajes nueve horas al día. Esto es cruel y la ciudad debe implementar estándares apropiados.

En 2018, conductores de carruajes fueron sorprendidos comportándose mal en muchas ocasiones, incluyendo literalmente quedarse dormidos mientras conducían. En 2019 se requiere una mejor aplicación de las normas para los conductores. Los conductores de carruajes ya no deben quedarse dormidos, ni enviar mensajes de texto ni hablar por teléfono mientras conducen. Los automovilistas no pueden comportarse de esta manera y tampoco los conductores de carruajes.

¿Demasiados a bordo?

El mes pasado, cuatro turistas asustados de Inglaterra informaron a NYCLASS que su conductor se quedó dormido repetidamente mientras les daba un paseo (y no sostenía las riendas del caballo), incluso después de que un oficial de policía lo detuvo dentro de Central Park y lo reprendió. La aplicación de las normas también es necesaria para que ningún viaje pueda comenzar antes de las 10 a.m., una violación de las reglas que NYCLASS ha documentado. Además, NYCLASS también ha encontrado que los vagones están sobrecargados con demasiados pasajeros, otra violación.

En 2018, como en años anteriores, los caballos de carruaje fueron vendidos a un destino desconocido por sus dueños. En 2019, la ciudad de Nueva York necesita una política oficial de retiro para los caballos de transporte similares a la Unidad de Caballos de la Policía Montada del NYPD.

Ya no se debe enviar a los caballos de carruaje de la ciudad de Nueva York a morir después de una vida de golpes en el pavimento. La ciudad debe exigir que la industria de caballos de transporte siga los estándares del NYPD y reduzca la edad de jubilación para esos caballos. La edad actual de jubilación de 26 años, el equivalente humano de una persona mayor, es demasiado vieja para que los caballos aún puedan arrastrar carruajes en el tráfico. 20 años de edad es la edad de jubilación, los caballos de la policía montada del NYPD y los caballos de carruaje merecen el mismo respeto y misericordia.

NYCLASS se fundó en 2008 con la misión central de salvar a los caballos de carruaje, promulgar leyes sobre los derechos de los animales y elegir candidatos para la promoción de los derechos de los animales. NYCLASS se compromete a luchar por todos los animales, trabajando en la legislación de la ciudad y del estado de Nueva York y adoptando esfuerzos de base para educar y activar al público.

Para obtener más información, por favor visite nyclass.org.