Building blocks
Bloques de construcción

  • English
  • Español

Building blocks

Story and photos by Mónica Barnkow

Michael Byrne spent a decade living without a roof over his head.

“I had no hope,” said Michael Byrne, who was homeless for 10 years.

“I had no hope,” said Michael Byrne, who was homeless for 10 years.

“For ten years, I lived in the streets,” said the 51-year-old. He became homeless after separating from his wife and leaving the apartment they shared with their three children.

He’d been suffering with health issues as well, and was diagnosed with a cardiac condition.

Soon after, Byrne became unemployed- and dispirited.

‎When, with the assistance of Breaking Ground (formerly known as Common Ground), an organization whose mission is to develop affordable supportive housing, he applied for a chance to secure his own home, he was admittedly skeptical things would work out.

An apple tree was planted.

An apple tree was planted.

“I had no hope,” admitted Byrne. He didn’t believe that the promise of a permanent residence would materialize.

But in late October, Byrne stood inside his home- a new studio apartment at 3361 Third Avenue, in what has been billed the “Lego Building” in Morrisania.

‎Designed by James McCullar Architecture, the 7-story building is a 37,102-square-foot modular space. The bright red and blue metal accents outlining the ample, square windows stand out in a neighborhood of largely monochromatic buildings.

‎The $21.68 million building was officially inaugurated with the planting of an apple tree in the courtyard on October 29th.

‎There are 62 studio apartments of 300 square feet each, all‎ new homes for many, like Byrne, who have battled back against tough odds.

“You shouldn’t have to fight,” said HCR Commissioner James Rubin.

“You shouldn’t have to fight,” said HCR Commissioner James Rubin.

“When I put the key in the door, it gave me a sense of self-respect,” he said.

‎Additional amenities include energy-efficient appliances, granite countertops, 24-hour security, laundry, community room, and a computer lab. On-site health and social services are also available.

“The work we do is for people like Michael and those who experienced life-stories like his,” said James Rubin, Commissioner of NYS Homes and Community Renewal (HCR), noting that securing a home often requires a substantial amount of bureaucracy that might prove daunting.

It was James McCullar Architecture’s first off-site modular construction development.

It was James McCullar Architecture’s first off-site modular construction development.

“You shouldn’t have to fight City Hall and city agencies to get what you need,” he said.

The building is owned and operated by Services for the UnderServed (SUS), an organization that provides housing and social services for the homeless and other qualified individuals.

“We know how important housing is to someone to be well and healthy,” said Donna Coloma, CEO at SUS.

“SUS will be a good community partner,” she pledged.

Strategic Development and Construction Group and BronPro Group were also partners in the project. Sponsoring agencies include New York City Department of Housing, Preservation and Development, and New York State Housing Finance Agency.‎ The multi-million dollar project was financed with ‎Housing Finance Agency tax-exempt bonds, Low Income Housing Tax Credit (LIHTC) equity, NYC Department of Housing Preservation and Department HOME funds, a bank Letter of Credit, and Medicaid Redesign Team funds (MRT).

“It really takes a village to build housing like this,” noted HPD Commissioner Vicki Been, who also praised the group of architects and designers for the original design.

Tenant María P. shows off her new home.

Tenant María P. shows off her new home.

The building modules were built at the Brooklyn Navy Yard and transported over city streets in various trips in the middle of the night, explained Alto Chase, SUS’ Vice President for Real Estate.

“The idea is that you can (better) control quality,” he explained of the process. “All of the units were made in the factory.”

It was McCullar’s first off-site modular construction development, and now, formerly homeless families will join with Byrne in making the Lego Building theirs.

Residents said it was a welcome opportunity for a fresh start.

“Thank you,” said Byrne, as he addressed the many who had assembled at the inauguration. “Thank you for giving me another chance at life and a place to call home.”

For more information, please visit www.nyshcr.org.

Bloques de construcción

Historia y fotos por Mónica Barnkow

Michael Byrne pasó una década viviendo sin un techo sobre su cabeza.

“Durante diez años viví en las calles”, dijo el hombre de 51 años de edad. Se quedó sin hogar después de separarse de su esposa y dejar el apartamento que compartían con sus tres hijos.

"Sabemos lo importante que es la vivienda", dijo Donna Coloma, directora general de SUS.

“Sabemos lo importante que es la vivienda”, dijo Donna Coloma, directora general de SUS.

Él había estado sufriendo también den problemas de salud y fue diagnosticado con una condición cardíaca.

Poco después quedó desempleado y desanimado.

Cuando con la ayuda de Breaking Ground (anteriormente conocido como Common Ground), una organización cuya misión es desarrollar vivienda de apoyo asequible, solicitó la oportunidad de asegurar su propia casa, él estaba ciertamente escéptico de que las cosas saldrían bien.

El edificio es de propiedad y operado por Services for the UnderServed (SUS), representado por Judy Johnson y Arlo Chase (derecha)

El edificio es de propiedad y operado por Services for the UnderServed (SUS), representado por Judy Johnson y Arlo Chase (derecha)

“No tenía ninguna esperanza”, admitió Byrne. No creía que la promesa de una residencia permanente se materializaría.

Pero a  finales de octubre, Byrne se situó dentro de su casa, un nuevo apartamento tipo estudio en el No. 3361 de la Tercera avenida, en lo que fue llamado el “edificio Lego”, en Morrisania.

Diseñado por James McCullar Architecture, el edificio de 7 pisos es un espacio modular de 37,102 pies cuadrados. Los acentos de metal rojo y azul brillantes delineando las amplias ventanas cuadradas destacan en un barrio de edificios principalmente monocromáticos.

El nuevo desarrollo se inauguró oficialmente con la plantación de un árbol de manzanas en el patio el 29 de octubre.

Hay 62 apartamentos tipo estudio de 300 pies cuadrados cada uno, todos hogares nuevos para muchos que, como Byrne, han luchado contra probabilidades difíciles.

“Cuando puse la llave en la puerta tuve un sentimiento de auto respeto”, dijo.

Los servicios adicionales incluyen: dispositivos de ahorro energético, encimeras de granito, seguridad las 24 horas, lavandería, sala comunitaria y un laboratorio de cómputo. En el lugar también están disponibles servicios sociales y de salud.

“El trabajo que hacemos es para gente como Michael y aquellos que experimentaron historias de vida como la suya”, dijo James Rubin, comisionado de Casas y Renovación Comunitaria del estado de Nueva York (HCR por sus siglas en inglés), destacando que asegurar un hogar a menudo requiere de una cantidad sustancial de burocracia que podría resultar desalentadora.

El salón de computación.

El salón de computación.

“Nadie debería de luchar contra el Ayuntamiento y las agencias de la ciudad para conseguir lo que necesita”, dijo.

El edificio es propiedad de y está operado por Servicios para los más necesitados (SUS por sus siglas en inglés), una organización que proporciona servicios sociales y de vivienda a las personas calificadas sin hogar y otros.

“Sabemos lo importante que es la vivienda para que alguien esté bien y saludable”, dijo Donna Coloma, directora general de SUS.

“SUS será un buen socio de la comunidad”, prometió.

Grupo de Construcción de Desarrollo Estratégico y el Grupo BronPro también fueron socios en el proyecto. Las agencias patrocinadoras incluyen al Departamento de Vivienda, Preservación y Desarrollo de la ciudad de Nueva York y la Agencia de Financiamiento de la Vivienda del estado de Nueva York. El proyecto de varios millones de dólares fue financiado con bonos exentos de impuestos de la Agencia de Financiamiento de Vivienda, Crédito Fiscal de Vivienda de Bajos Ingresos (LIHTC por sus siglas en inglés), fondos del Departamento de Preservación de la Vivienda de la ciudad de Nueva York y del Departamento HOME, una carta de crédito bancaria y los fondos de Rediseño Medicaid del equipo NYC (MRT por sus siglas en inglés).

“Realmente es un gran esfuerzo construir viviendas como estas”, señaló Vicki Been, comisionada de HPD, quien también elogió al grupo de arquitectos y diseñadores por el diseño original.

Los módulos de construcción fueron construidos en Brooklyn Navy Yard y transportados por las calles de la ciudad en varios viajes en medio de la noche, explicó Alto Chase, vicepresidente de Bienes Raíces de SUS.

“La idea es que se puede controlar (mejor) la calidad”, explicó sobre el proceso. “Todas las unidades fueron hechas en la fábrica”.

"Realmente es un gran esfuerzo", señaló Vicki Been, comisionada de HPD.

“Realmente es un gran esfuerzo”, señaló Vicki Been, comisionada de HPD.

Fue el primer desarrollo de construcción modular fuera de las instalaciones de McCullar.

Ahora, familias sin hogar se unirán a Byrne en hacer del edificio Lego su nuevo hogar.

Los residentes dijeron que era una buena oportunidad para un nuevo comienzo.

“Gracias”, dijo Byrne, cuando se dirigió a los muchos que se congregaron en la inauguración. “Gracias por darme otra oportunidad en la vida y un lugar al cual llamar hogar”.

Para mas informacion, favor de visitar www.nyshcr.org.