Pioneer at the Post
En honor a Herman

  • English
  • Español

Pioneer at the Post

Story and photos by Gregg McQueen

The official dedication.

The official dedication.

Congressman. Borough President. Lawyer. Accountant. University Chairman.

Herman Badillo served in many roles during his lifetime, and on Mon., May 23, he received a posthumous recognition for his many accomplishments, as the Morrisania Post Office at 442 East 167th Street was rededicated in his honor.

At a ceremony to celebrate the new Herman Badillo Post Office, Bronx Borough President Rubén Díaz Jr. remarked that Badillo served one role that was more important than any other.

“He was much more to many of us than those titles and those letters,” Díaz said of Badillo, who passed away in 2014 at age 85. “To us, simply put, Herman Badillo was a hero.”

Badillo served as the nation’s first Puerto Rican Congressman, as well as the first Bronx Borough President and Deputy Mayor of Puerto Rican descent. He was also the first Puerto Rican candidate for the Mayor of New York City, an office he vied for on five different occasions.

Badillo also ran for New York City Comptroller and served as Chairman of the City University of New York (CUNY).

The dedication ceremony drew a throng of longtime friends and elected officials, including U.S. Senator Charles Schumer, Congressman José E. Serrano, New York State Senator Rubén Díaz Sr., former Police Commissioner Raymond Kelly and CUNY Senior Vice Chancellor Jay Hershenson.

Also present was Badillo’s widow Gail.

Schumer said that as a young man, Badillo faced many barriers, as did many Puerto Ricans who immigrated to the United States during that era.

“You needed a man of strength, of intellect and of character to break through those barriers,” stated Schumer. “With his fierceness of spirit and compassion, Herman inspired generations to believe ‘Si se puede.’ Yes, we can.’”

Born in Puerto Rico, Badillo came to the New York City at age 11 to live with his aunt, after both of his parents died of tuberculosis.

Badillo attended the City College of New York, and finished first in his class at Brooklyn Law School. He also became a certified public accountant.

“He was first to do many things,” said widow Gail Badillo.

“He was first to do many things,” said widow Gail Badillo.

“He was a real citywide figure for many years, but he was also a national figure,” said Gail Badillo. “He was first to do many things. To have this happen today is a wonderful honor, and I’m thrilled.”

Bronx Postmaster Lilliam Rodríguez said that the rededication is meaningful to the borough that Badillo served as a Congressman for four terms.

“As a Puerto Rican myself, it fills me with a lot of pride,” she stated. “I know there are a lot of people here who remember Herman, and whom he helped, and I know that people are happy for him.”

Mrs. Badillo remembered her husband’s demeanor in Congress as a “man who reached across the aisle to get things done,” something she said is lacking in today’s federal government. “Now, there seems to be so much animosity in Washington,” she commented.

“Herman was a crossover guy,” agreed Serrano. “He was able to go to other groups to gain support.”

Díaz first proposed renaming the post office for Badillo during his 2015 State of the Borough address. A measure was pushed by Serrano in Congress and approved unanimously, then received Senate approval and was signed by President Barack Obama in July.

“Herman inspired generations,” said U.S. Senator Chuck Schumer.

“Herman inspired generations,” said U.S. Senator Chuck Schumer.

To Díaz, who recalled writing a book report about Badillo as a young student, Badillo is deserving of other honors across New York City.

“Perhaps Herman deserves a CUNY building named after him, or maybe a bridge named after him,” Diaz said.

“He was around when it wasn’t fashionable to be a Puerto Rican, let along Latino,” Serrano remarked. “He taught the world that we could speak English too, and be a lawyer or politician. After him, they started to hire Puerto Ricans for city government. He was a trailblazer in that sense.”

Mrs. Badillo explained that her late husband faced hardships from the time he was a child, as he was left an orphan prior to coming to America, but was used to overcoming setbacks throughout his life.

“He felt that Latinos, when challenged, would rise to the occasion,” she said. “It is my fervent hope that all who pass through the doors of this post office, especially young people, will be inspired by Herman’s story.”

En honor a Herman

Historia y fotos por Gregg McQueen

El Congresista (derecho extrema) en campaña en 1972.

El Congresista (derecho extrema) en campaña en 1972.

Congresista. Presidente del condado. Abogado. Contador. Presidente de la Universidad.

Herman Badillo cumplió muchos papeles durante su vida, y el lunes 23 de mayo recibió un reconocimiento póstumo por sus muchos logros: la Oficina de Correos de Morrisania, en el No. 442 de la calle 167 este, fue dedicada en su honor.

La Oficina de Correos de Morrisania, en la calle 167.

La Oficina de Correos de Morrisania, en la calle 167.

En una ceremonia para celebrar la nueva oficina de correos Herman Badillo, el presidente del condado del Bronx, Rubén Díaz Jr., comentó que Badillo sirvió un papel que fue más importante que cualquier otro.

“Fue mucho más para muchos de nosotros que esos títulos”, dijo Díaz sobre Badillo, quien falleció en 2014 a los 85 años “Para nosotros, en pocas palabras, Herman Badillo fue un héroe”.

Badillo fue el primer puertorriqueño miembro del Congreso de la nación, así como el primer presidente del condado del Bronx y vicealcalde de ascendencia puertorriqueña. También fue el primer candidato de Puerto Rico para la alcaldía de la ciudad de Nueva York, cargo por el que compitió en cinco diferentes ocasiones.

Badillo también se postuló para la contraloría de la ciudad de Nueva York y se desempeñó como presidente de la City University de Nueva York (CUNY).

La ceremonia de inauguración atrajo a una multitud de viejos amigos y funcionarios electos, entre ellos el senador de los Estados Unidos Charles Schumer, el congresista José E. Serrano, el senador del estado de Nueva York Rubén Díaz Sr., el ex comisionado de Policía Raymond Kelly y el vice canciller de CUNY Jay Hershenson.

También estuvo presente la viuda de Badillo, Gail.

Schumer dijo que siendo un hombre joven, Badillo enfrentó muchos obstáculos, al igual que muchos puertorriqueños que emigraron a los Estados Unidos en esa época.

“Necesitabas ser un hombre de fuerza, de inteligencia y de carácter para romper esas barreras”, declaró Schumer. “Con su intensidad de espíritu y compasión, Herman inspiró a generaciones a creer: sí se puede, sí podemos”.

“Me llena de mucho orgullo", afirmó Lilliam Rodríguez, la jefa de Correos del Bronx.

“Me llena de mucho orgullo”, afirmó Lilliam Rodríguez, la jefa de Correos del Bronx.

Nacido en Puerto Rico, Badillo llegó a la ciudad de Nueva York a los 11 años para vivir con su tía, después de que sus padres murieran de tuberculosis.

Badillo asistió al City College de Nueva York y terminó como primero de su clase en la Escuela de Leyes de Brooklyn. También se convirtió en contador público certificado.

“Fue una verdadera figura en toda la ciudad durante muchos años, y también una nacional”, dijo Gail Badillo. “Él fue el primero en hacer muchas cosas. Que esto suceda hoy es un gran honor. Estoy muy contenta”.

Lilliam Rodríguez, jefa de Correos del Bronx, dijo que la dedicación es significativa para el condado en el que Badillo se desempeñó como miembro del Congreso durante cuatro términos.

“Como puertorriqueña, me llena de mucho orgullo”, afirmó. “Sé que hay mucha gente aquí que recuerda a Herman y a quienes ayudó, y sé que la gente está feliz por él”.

La Sra. Badillo recordó la actitud de su marido en el Congreso como un “hombre que extendía el brazo para lograr hacer las cosas”, algo que, dijo, falta en el gobierno federal de hoy. “Parece que hay tanta animosidad en Washington”, comentó.

“Herman era un tipo híbrido”, coincidió Serrano. “Podía ir a otros grupos para obtener apoyo”.

Díaz propuso primero cambiar el nombre de la oficina de correos por Badillo durante su informe del estado del condado de 2015, la propuesta fue impulsada por Serrano en el Congreso y aprobada por unanimidad, luego recibió la aprobación del Senado y fue firmada por el presidente Barack Obama en julio.

El congresista José Serrano (izq.) con el juez Armando Montano.

El congresista José Serrano (izq.) con el juez Armando Montano.

Para Díaz, quien recuerda haber escrito un reporte de un libro sobre Badillo siendo un joven estudiante, Herman es merecedor de otros reconocimientos en toda la ciudad de Nueva York.

“Tal vez merece que un edificio de CUNY lleve su nombre, o quizá un puente”, dijo.

“Él vivía aquí cuando no estaba de moda ser puertorriqueño, y mucho menos latino”, comentó Serrano. “Le enseñó al mundo que podemos hablar inglés también y ser abogados o políticos. Después de él empezaron a contratar a los puertorriqueños para el gobierno de la ciudad. Fue un pionero en ese sentido”.

La Sra. Badillo explicó que su marido sufrió dificultades desde pequeño, ya que quedó huérfano antes de venir a los Estados Unidos, pero estaba acostumbrado a superar los contratiempos.

“Él sentía que cuando los latinos eran desafiados, estaban a la altura de las circunstancias”, dijo. “Es mi ferviente esperanza que todos los que pasan por las puertas de esta oficina de correos, especialmente los jóvenes, se sientan inspirados por la historia de Herman”.