MTA bus service has lost 100 million trips since 2008: report
NY es la ciudad más lenta: informe

  • English
  • Español

MTA bus service has lost 100 million trips since 2008: report

In the last eight years, the MTA bus system lost 100 million passenger trips, according to a new report from City Comptroller Scott Stringer, which said that New York City’s buses move at the slowest speeds of any major U.S. city.

The report also indicated that poor bus service is disproportionately affecting low-income and immigrant New Yorkers, which make up the highest share of city bus riders.

Stringer released his report on November 27.

Stringer released his report on November 27.

According to the report, the average personal income of bus commuters in New York City is $28,455, lower than subway commuters and New Yorkers who get to work by other means. Additionally, 55 percent of bus riders are foreign born, and 75 percent are people of color, the report said.

Stringer released his report, titled The Other Transit Crisis: How to Improve NYC’s Bus System, during a press conference on November 27 in Manhattan.

“For forty years, our subway system deteriorated, and it has led to the frustration that New Yorkers now feel daily. Today, we’re sounding the alarm on our bus crisis,” said Stringer. “Falling ridership, major slowdowns, and a bus infrastructure in decline is having an effect across the five boroughs. If we’re going to have a thriving economy tomorrow, we need to rebuild our bus system today. Of course we have to focus on our subways, but we need to have a bus system that is the envy of the world.”

The average MTA bus travels at an average speed of 7.4 miles per hour, the report said, and spends about 22 percent of its time at red lights and 22 percent at bus stops.

Stringer cited meandering bus routes and inefficient spacing of stops as among the reasons for ridership decline, which has been most prevalent in Manhattan, where ridership is down 16 percent since 2011.

Councilmember Mark Levine has pushed for faster implementation of TSP technology.

Councilmember Mark Levine has pushed for faster implementation of TSP technology.

Stringer suggested a series of reforms, including a comprehensive review of the bus network to better align with new job centers and changing neighborhood demographics, and enhanced coordination between the MTA and Department of Transportation.

He also called for faster implementation of Transit Signal Priority (TSP) technology, which allows buses to communicate with traffic signals to shorten red lights and extend green ones, and a review of bus routes and scheduling.

The report said that neighborhoods Morris Park, Norwood, Greenpoint, Williamsburg, Glen Oaks and Red Hook are among the most underserved in the city.

“By unleashing innovative technologies, as well as honing in on strategies that improve reliability and service, we can change the game for New Yorkers, said Stringer. “This cannot be a problem that is swept under the rug — this is an economic and social imperative that is critical to our future. The status quo is unacceptable, and we have to do better.”

To view the full report, go to http://on.nyc.gov/2A9U8hH.

NY es la ciudad más lenta: informe

TransitCenter's Tabitha Decker has called the city's bus system "outdated."

Tabitha Decker de TransitCenter ha declarado que el sistema de autobuses de la ciudad es “obsoleto”.

En los últimos ocho años, el sistema de autobuses de la MTA perdió 100 millones de viajes de pasajeros, según un nuevo informe del contralor de la ciudad, Scott Stringer, que dice que los autobuses de la ciudad de Nueva York se mueven a las velocidades más lentas de cualquier ciudad importante de los Estados Unidos.

El informe también indicó que el mal servicio de autobuses está afectando de manera desproporcionada a los neoyorquinos de bajos ingresos e inmigrantes, quienes constituyen la mayor proporción de pasajeros de autobuses urbanos.

Según el informe, el ingreso personal promedio de los usuarios de autobuses en la ciudad de Nueva York es $28,455 dólares más bajo que los pasajeros del metro y los neoyorquinos que llegan a trabajar por otros medios. Además, el 55 por ciento de los usuarios de autobuses nacieron en el extranjero, y el 75 por ciento son personas de color, según el informe.

Stringer dio a conocer su informe, titulado The Other Transit Crisis: How to Improve NYC’s Bus System, durante una conferencia de prensa el 27 de noviembre en Manhattan.

“Durante cuarenta años, nuestro sistema de metro se deterioró y llevó a la frustración que los neoyorquinos sienten ahora a diario. Hoy, estamos haciendo sonar la alarma en nuestra crisis de autobuses”, dijo Stringer. “La disminución del número de pasajeros, los grandes retrasos y la disminución de la infraestructura de autobuses, están teniendo efecto en los cinco condados. Si mañana vamos a tener una economía próspera, debemos reconstruir nuestro sistema de autobuses hoy. Por supuesto, tenemos que concentrarnos en nuestro metro, pero tenemos que tener un sistema de autobuses que sea la envidia del mundo”.

Advocates have called for all-door boarding on all MTA buses.

Los defensores han pedido el abordaje en todas las puertas de todos los autobuses de MTA.

El autobús regular de la MTA viaja a una velocidad promedio de 7.4 millas por hora, según el informe, y gasta alrededor del 22 por ciento de su tiempo en los semáforos rojos y el 22 por ciento en las paradas de autobús.

Stringer citó las rutas serpenteantes de autobuses y el espacio ineficiente de las paradas como algunas de las razones del declive de los pasajeros, que ha sido más frecuente en Manhattan, donde ha disminuido un 16 por ciento desde 2011.

Stringer sugirió una serie de reformas, incluida una revisión exhaustiva de la red de autobuses para alinearse mejor con los nuevos centros de trabajo y el cambio demográfico del vecindario, y una mejor coordinación entre la MTA y el Departamento de Transporte.

También pidió una implementación más rápida de la tecnología de prioridad de semáforos (TSP, por sus siglas en inglés), que permite que los autobuses se comuniquen con los semáforos para acortar las luces rojas y extender las luces verdes, y una revisión de las rutas de autobuses y los horarios.

El informe dice que los vecindarios Morris Park, Norwood, Greenpoint, Williamsburg, Glen Oaks y Red Hook están entre los más desatendidos de la ciudad.

“Al liberar tecnologías innovadoras, así como perfeccionar estrategias que mejoren la confiabilidad y el servicio, podemos cambiar el juego para los neoyorquinos”, dijo Stringer. “Esto no puede ser un problema que se esconda bajo la alfombra: este es un imperativo económico y social que es fundamental para nuestro futuro. El status quo es inaceptable y tenemos que hacerlo mejor”.

Para ver el informe completo, vaya a http://on.nyc.gov/2A9U8hH.