Mi Gente: Is the A-Rod Suspension Fair?

Mi Gente: La suspensión de A-Rod es justa?

Mi Gente: La suspensión de A-Rod es justa?

  • English
  • Español

Mi Gente: Is the A-Rod Suspension Fair?

Story by Robin Elisabeth Kilmer, Miguel Espaillat and Joseph Perreaux

Photos by Robin Elisabeth Kilmer, Miguel Espaillat and Joseph Perreaux

Mi Gente is a recurring column that allows our readers and neighbors to weigh in on the issues of the day, sharing the first-person perspective delivered directly from our street corners, bodegas, parks, schools and small businesses.

The number 13 has been living up to its reputation as an unlucky one for one pelotero. New York Yankees third baseman Alexander Emmanuel Rodríguez, known as “A-Rod,” has sported the number on his pinstripes since Feb. 15, 2004, when he was traded to the Bronx Bombers from the Texas Rangers.

“Someone in his position has to be more aware of his actions.” Paola Amaya Photo: Miguel Espaillat

“Someone in his position has to be more aware of his actions.” Paola Amaya Photo: Miguel Espaillat

In 2009, he was at the head of the World Series parade.

This season, he has spent most of the time warming benches.

The freefall of Rodríguez’s baseball career took on a new velocity on Mon., Aug. 5th, when he was suspended for the rest of this season and all of next season.

A-Rod is facing a suspension through the 2014 season, the longest for a player in Major League Baseball history – except for the lifetime bans handed out to former Cincinnati Red Pete Rose and the players involved in the 1919 Black Sox scandal.

Rodríguez was one of 13 professional peloteros implicated in solicitation of services from Biogenesis, an anti-aging clinic based in Florida. Among the other players are Ryan Braun of the Milwaukee Brewers, Nelson Cruz of the Texas Rangers and Yankees catcher Francisco Cervelli.

Rodríguez, who previously admitted to using steroids from 2001 to 2003, allegedly used testosterone, human growth hormone and performance-enhancing drugs over the course of several years, said Major League Baseball (MLB) in a statement.

“As a social institution with enormous social responsibilities, baseball must do everything it can to maintain integrity, fairness and a level playing field,” said MLB Commissioner Bud Selig in a statement. “We are committed to working together with players to reiterate that performance-enhancing drugs will not be tolerated in our game.”

Rodríguez was slapped with a 211 day suspension, without pay. While the other players accepted the terms, he is appealing the decision.

“I believe that there is discrimination.” Nelson De Jesus Photo: Joseph Perreaux

“I believe that there is discrimination.” Nelson De Jesus Photo: Joseph Perreaux

He is allowed to play during the appeal process, which could take up to 45 days.

“I have to defend myself. If I don’t defend myself, no one will,” he stated to the press upon his return to the Yankees roster on Mon., Aug. 5th when he joined teammates on a road game in Chicago.

The Yankees have been careful to distance the team from the investigation that resulted in A-Rod’s suspension. The team issued the following statement:

“The New York Yankees in no way instituted and/or assisted MLB in the direction of this investigation; or used the investigation as an attempt to avoid its responsibilities under a player contract; or did its medical staff fail to provide the appropriate standard of care to Alex Rodríguez.”

Still, despite the boos that have followed the player on and off the field, he has not been without his supporters.

On the streets surrounding Yankee Stadium, the epicenter of the team’s dynasty, there was a mixed cocktail of opinions and emotions, ranging from frustration and anger, to sympathy and hope.

“If he’s guilty, he should be punished,” said Mildred Hubbard, who said she first heard the news of A-Rod’s suspension from her husband.

“He’s a role model to many of these kids and if he did use these drugs it sends a very poor message,” she said.

Paola Amaya, a local high school senior, whiled away a few hours with friends at Macombs Dam Park, which sits on the site of the old Yankee Stadium.

The last game played there was Game 6 of the 2009 World Series, where Rodríguez scored two runs against the Phillies.

“His character isn’t a Yankee character.” John Rivera Photo: Joseph Perreaux

“His character isn’t a Yankee character.” John Rivera Photo: Joseph Perreaux

Amaya said she wouldn’t miss the Major League player.

“Yes, he’s a great baseball player, but someone in his position has to be more aware of his actions.”

Jorge Hernández, a cab driver who stopped in at a bodega a few blocks away from the stadium, said that players like Rodríguez were casualties of the industry.

“I believe he’s innocent,” said Hernández. “If so many other players did the same, it’s because we pushed them to it.”

Rodríguez’s suspension would be a loss for the Latino community, he added. “A-Rod was born here, he plays for Americans. He’s everyone’s inspiration, he’s Hispanic, he’s one of us,” said Hernández. “

Alex is an inspiration to my kids and to other kids out there too,” said Sila Ureña, a mother who lives near the stadium.

Ureña was also displeased when she heard Rodríguez was penalized more than the other players.

She sounded a note echoed by others that accused the League of unfairly penalizing Rodríguez.

“I believe that there is discrimination, and that the MLB wants to show him as a monster,” said Nelson De Jesus, who was doing laps around the track at Macombs Dam Park with his brothers.

De Jesus felt that Rodríguez’s punishment “devalues other Hispanic players.” On the other hand, John Rivera felt that it was A-Rod who had not appreciated his contract with the Yankees.

“He’s not living up to it,” he said. “His character isn’t a Yankee character.”

Mi Gente: La suspensión de A-Rod es justa?

Historia por Robin Elisabeth Kilmer, Miguel Espaillat y Joseph Perreaux

Fotos por Robin Elisabeth Kilmer, Miguel Espaillat y Joseph Perreaux

Mi Gente es una columna recurrente que permite a nuestros lectores y vecinos opinar sobre los temas del día, compartiendo la perspectiva en primera persona y emitida directamente de nuestras esquinas, bodegas, parques, escuelas y pequeños negocios.

El número 13 ha estado haciendo honor a su reputación como símbolo de la mala fortuna, particularmente para un pelotero del Bronx.

0915 “Alguien en su posición tiene que ser más consciente de sus actos”. Paola Amaya Foto: Miguel Espaillat

0915 “Alguien en su posición tiene que ser más consciente de sus actos”. Paola Amaya Foto: Miguel Espaillat

Alexander Emmanuel Rodríguez, tercera base de los Yankees de Nueva York, conocido como “A-Rod”, ha lucido el número en su uniforme de rayas desde el 15 de febrero del 2004, cuando fue traspasado a los Bombarderos del Bronx de los Rangers de Texas.

En 2009, él estaba a la cabeza del desfile de la Serie Mundial.

Esta temporada, ha pasado la mayor parte del tiempo calentando la banca.

La caída libre de la carrera en el béisbol de Rodríguez adquirió una nueva velocidad el lunes 5 de agosto, cuando fue suspendido por el resto de esta temporada y toda la siguiente.

A-Rod se enfrenta a una suspensión hasta la temporada 2014, la más larga para un jugador en la historia de las Grandes Ligas del béisbol, a excepción de la prohibición de por vida de Pete Rose, ex Cincinnati Red, y de los jugadores involucrados en el escándalo de los Black Sox en 1919.

Rodríguez fue uno de los 13 peloteros profesionales implicados en la solicitud de los servicios de Biogénesis, una clínica anti-envejecimiento con sede en Florida. Entre los otros jugadores están Ryan Braun de los Cerveceros de Milwaukee, Nelson Cruz de los Rangers de Texas y el cátcher de los Yankees, Francisco Cervelli.

Rodríguez, quien previamente admitió haber usado esteroides del 2001 al 2003, habría utilizado testosterona, hormona de crecimiento humano, y también sustancias dopantes en el transcurso de varios años, dijo la Major League Baseball (MLB) en un comunicado.

“Yo creo que es inocente”. Jorge Hernández Foto: Robin Elisabeth Kilmer

“Yo creo que es inocente”. Jorge Hernández Foto: Robin Elisabeth Kilmer

“Como institución social, con enormes responsabilidades sociales, el béisbol debe hacer todo lo posible por mantener la integridad, la equidad y la igualdad de condiciones en el campo de juego”, dijo el comisionado de las Grandes Ligas Bud Selig en un comunicado. “Estamos comprometidos a trabajar en conjunto con los jugadores para reiterar que las drogas que mejoran el rendimiento no serán toleradas en nuestro juego”.

Rodríguez fue sancionado con una suspensión de 211 días, sin goce de sueldo. Mientras que los otros jugadores aceptaron los términos, él está apelando la decisión.

Se le permite jugar durante el proceso de apelación, lo que podría tardar hasta 45 días. “Tengo que defenderme. Si yo no me defiendo a mí mismo, nadie lo hará”, afirmó a la prensa a su regreso a la alineación de los Yankees el lunes 5 de agosto cuando se unió a sus compañeros de equipo en un partido fuera de casa en Chicago.

Los Yankees han tenido el cuidado de alejar al equipo de la investigación que dio lugar a la suspensión de A-Rod. El equipo emitió la siguiente declaración:

“Los Yankees de Nueva York de ningún modo instituyeron y/o asistieron a la MLB en la dirección de esta investigación, ni utilizó la investigación como un intento de eludir sus responsabilidades en virtud de un contrato con un jugador, ni su personal médico omitió proporcionar el nivel adecuado de atención a Alex Rodríguez”.

“Yo creo que hay discriminación”. Nelson de Jesus Foto: Joseph Perreaux

“Yo creo que hay discriminación”. Nelson de Jesus Foto: Joseph Perreaux

Sin embargo, a pesar de los abucheos que han seguido al jugador dentro y fuera del campo, no se ha quedado sin el apoyo de sus seguidores.

En las calles que rodean el Yankee Stadium, el epicentro de la dinastía del equipo, había un coctel combinado de opiniones y emociones, que van desde la frustración y la ira, a la compasión y la esperanza.

“Si es culpable, debe ser castigado”, dijo Mildred Hubbard, quien escuchó por primera vez la noticia de la suspensión de A-Rod de su marido.

“Es un modelo a seguir para muchos de estos niños y si él hizo uso de estos fármacos envía un mensaje muy malo”, dijo.

Paola Amaya, estudiante senior de una escuela secundaria local, pasaba algunas unas horas con sus amigos en el parque Macombs Dam, que se encuentra en el sitio del viejo Yankee Stadium.

El último partido jugado allí fue el Juego 6 de la Serie Mundial de 2009, donde Rodríguez anotó dos carreras contra los Phillies.

Amaya dijo que no echará de menos al jugador de Grandes Ligas.

“Sí, él es un gran jugador de béisbol, pero alguien en su posición tiene que ser más consciente de sus actos”.

Jorge Hernández, un taxista que se detuvo en una bodega a pocas cuadras del estadio, dijo que jugadores como Rodríguez son víctimas de la industria.

“Su carácter no es del estilo Yankee”. John Rivera Foto: Joseph Perreaux

“Su carácter no es del estilo Yankee”. John Rivera Foto: Joseph Perreaux

“Yo creo que es inocente”, dijo Hernández. “Si tantos otros jugadores hicieron lo mismo, es porque nosotros los presionamos a que lo hagan”.

La suspensión de Rodríguez sería una pérdida para la comunidad latina, agregó.

“A-Rod nació aquí, juega para los estadounidenses. Él es la inspiración de todos, es hispano, es uno de nosotros”, dijo Hernández.

“Alex es una inspiración para mis hijos y de otros niños por ahí también”, dijo Sila Ureña, una madre que vive cerca del estadio.

Ureña también se disgustó cuando escuchó que Rodríguez fue penalizado más que los otros jugadores.

Parecía una nota repetida por otros que acusaron a la Liga de penalizar injustamente a Rodríguez.

“Yo creo que hay discriminación y que la MLB quiere mostrarlo como un monstruo”, dijo Nelson de Jesús, quien estaba dando vueltas alrededor de la pista del Parque Macombs Dam con sus hermanos.

De Jesús siente que el castigo de Rodríguez “devalúa a otros jugadores hispanos”. Por otra parte, John Rivera consideró que fue A-Rod quién no apreció su contrato con los Yankees.

“No está a su altura”, dijo. “Su carácter no es un carácter Yankee”.