Care for the Caregivers
Cuidar de los cuidadores

  • English
  • Español

Care for the Caregivers

Last week, Mayor de Blasio signed into law two bills that take important strides toward supporting both paid caregivers and unpaid family caregivers in an aging New York City.

That’s great news, and it can’t come soon enough.

Across the state, nearly 2.6 million unpaid family caregivers help make it possible for older adults and loved ones to live independently at home – and at a much lower cost to taxpayers than if they had to move to institutional care settings.

As our population continues to rapidly age – and especially since the number of potential family caregivers can’t keep pace – we will need to make sure caregivers have the support they need.
And that’s what New Yorkers want.

Beth Finkel.

Beth Finkel.

An AARP-commissioned survey found eight of every 10 city voters 50 and older felt strongly that elected officials should make support for family caregivers a priority.

Family caregivers help their older loved ones with medications and medical care, meals, bathing and dressing, chores and much more. And they do this all while often putting their own needs last, with many juggling full- or part-time jobs.

The two new laws require the Department for the Aging (DFTA) to identify the needs of unpaid caregivers and develop a comprehensive plan to address those needs, and to establish a new Division of Paid Care within the Office of Labor Standards.

Those are great steps, but this year’s city budget did not include adequate funding for services to help New Yorkers age independently at home. The next step for our city leaders is to make sure next year’s city budget does.

Beth Finkel is the State Director of AARP New York. For more information, please visit www.aarp.org.

Cuidar de los cuidadores

La semana pasada, el alcalde de Blasio convirtió en ley dos iniciativas que llevan avances importantes al apoyo tanto a cuidadores pagados y familiares no remunerados en una ciudad de Nueva York que envejece.

Es una gran noticia y no puede llegar lo suficientemente pronto. En todo el estado, cerca de 2.6 millones de cuidadores familiares no remunerados ayudan a que los adultos mayores y sus seres queridos vivan de forma independiente en su casa, y a un costo mucho menor para los contribuyentes que si tuvieran que desplazarse a centros de atención institucionales.

A medida que nuestra población continúa envejeciendo rápidamente -y sobre todo porque el número de potenciales cuidadores familiares no pueden seguir el ritmo- vamos a tener que asegurarnos de que los cuidadores tengan el apoyo que necesitan.

Y eso es lo que quieren los neoyorquinos.

The laws aim to provide new support.

Las leyes intentan proporcionar nuevos apoyos.

Una encuesta de la comisionada de AARP encontró ocho de cada 10 votantes de la ciudad mayores de 50 años está convencido de que los funcionarios electos deben hacer del apoyo a los cuidadores familiares una prioridad.

Los cuidadores familiares ayudan a sus seres queridos mayores con sus medicamentos, la atención médica, los alimentos, a bañarse y vestirse y muchas más tareas. Lo hacen a menudo poniendo sus propias necesidades al último y muchos de ellos hacen malabares, pues tienen empleos a tiempo completo o de media jornada.

Las dos nuevas leyes requieren que el Departamento para las Personas Mayores (DFTA por sus siglas en inglés) determine las necesidades de los cuidadores no remunerados, desarrolle un plan integral para abordarlas y cree una nueva División de Cuidado Pagado dentro de la Oficina de Estándares de Trabajo.

Esos son grandes pasos, pero el presupuesto de la ciudad de este año no incluyó el financiamiento para los servicios que ayuden a los neoyorquinos envejecen en su casa de forma independiente. El siguiente paso para los líderes de la ciudad es asegurarse de que el presupuesto de la ciudad del próximo año lo haga.

Beth Finkel es la Directora Estatal de AARP Nueva York. Para más información, favor visite www.aarp.org.